Plan para blindar Nueva York contra ataques terroristas

Nueva York.- La ciudad de Nueva York ha diseñado un plan para blindar la Gran Manzana, que contempla severos controles de seguridad en la zona cero además de monitorear todos los vehículos que entren a Manhattan.

La propuesta incluye fotografiar y escanear las matrículas de todos y cada uno de los carros y camiones que accedan a la isla por sus siete túneles y puentes principales, además de usar sensores especiales para detectar elementos radioactivos.

Los datos recogidos de cada vehículo serán automáticamente enviados a un centro policial ubicado en el Bajo Manhattan, donde serán almacenados durante al menos un mes, al cabo del cual serán eliminados si no se detecta nada irregular.

El plan, contenido en 36 páginas y bautizado como “Operation Sentinel”, busca proteger a la ciudad de los rascacielos de atentados terroristas, con el recuerdo del 11 de septiembre de 2001 de fondo, según dijo el portavoz del Departamento de Policia, Paul Browne.

Indicó que el plan, sobre todo, pretende resguardar a la zona de Wall Street.

“Nuestro principal objetivo será, a través de servicios de inteligencia, detectar cualquier plan para atacarnos antes incluso de que artefactos nucleares o para fabricar una “bomba sucia” entre en la ciudad”, señaló Browne.

Desde hace meses, el comisionado de la policía, Raymond Kelly, lleva apostando por poner en marcha un plan similar al que funciona en Londres.

Además del monitoreo de los vehículos, incluiría la instalación de barreras móviles en determinadas calles y de tres mil cámaras de video vigilancia en la parte baja de Manhattan.

Las autoridades no precisaron cuándo el plan estará listo del todo, aunque esperan que no vaya más allá de 2010. Indicaron que no descartan ajustes y variaciones en este diseño inicial.

Uno de los aspectos más peliagudos es el del financiamiento del programa, cuyo costo ha sido estimado en unos 90 millones de dólares.

Dentro del mismo plan para blindar el Bajo Manhattan destaca un apartado especial, que se centra en reforzar la seguridad en las 6.5 hectáreas que ocupa la llamada zona cero, donde se levantaban las dos Torres Gemelas del World Trade Center que colapsaron el 11 de septiembre de 2001 cuando dos aviones secuestrados se estrellaron contra ellas, dejando casi tres mil muertos.

Los expertos planean instalar puntos de control policial (garitas y barreras) en sus puntos de acceso, en plena calle, limitando la entrada de vehículos y registrándolos con avanzada tecnología.

Los camiones de servicio de mensajería, por ejemplo, serán dirigidos directamente a unas instalaciones subterráneas donde pasaran exhaustivos controles.

La policía –que creará una unidad especial en la zona dotada con 600 agentes- confía en que todo esto no afecte demasiado al libre flujo de personas y vehículos en esta zona.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login