Emplean nanotecnología en restauración de murales prehispánicos

* Lo utilizan a nivel exprimental en Cholula, Tlatelolco, Mayapán y Palenque, bajo la asesoría de Piero Baglioni.

México, 14 Ago (Notimex).- Unidades pequeñísimas -mil millones
de veces más diminutas que una partícula- tienen la capacidad de
crear redes que sirven para impedir que los pigmentos de las pinturas
se desprendan y esta novedosa forma de restauración está siendo usada
en diversos murales prehispánicos de México.

Las diminutas partículas, mejor conocidas como nanopartículas,
pueden penetrar fácilmente en las paredes e interactuar entre sí,
hasta formar una especie de “red para pescar”, en la que atrapan los
pigmentos de esas antiguas pinturas que están a punto de
desmoronarse.

Este método de restauración basado en la nanotecnología, que se
creó en Italia, ha comenzado a emplearse en la conservación de las
pinturas murales de las zonas arqueológicas de Tlatelolco, Cholula,
Mayapán y Palenque.

Así se ha llevado a cabo en Egipto, China y diversas naciones
europeas, donde se han obtenido resultados óptimos en la preservación
del patrimonio cultural.

En su reciente visita a México, el doctor Piero Baglioni,
investigador del Departamento de Química de la Universidad de
Florencia, en Italia, realizó la evaluación de las primeras pruebas
experimentales realizadas conjuntamente con restauradores del
Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en febrero
pasado, en el mural Los Bebedores, de la Zona Arqueológica de
Cholula, en Puebla.

“Los resultados son satisfactorios en las áreas del mural donde
se aplicó este tratamiento, porque los pigmentos quedaron fijos en el
muro y no hay riesgo de que se desprendan, a diferencia de otras aún
no tratadas”, indicó el especialista, uno de los pioneros en la
aplicación de la nanotecnología en el campo de la restauración.

“Estas partículas extremadamente pequeñas son de hidróxido de
calcio y son estructuras de forma hexagonal que penetran con
facilidad en la superficie pictórica”, explicó.

“Por reacción química comienzan a interactuar entre ellas hasta
formar algo así como una red microscópica en la que “pescan” o
“capturan” los pigmentos que corren riesgo de desprenderse, la cual
con el paso del tiempo se cristaliza y estabiliza la pintura mural”,
explicó.

Sigue
Emplean nanotecnología/dos/explicó.
.
Acompañado de María del Carmen Castro, Dulce María Grimaldi y
Yareli Jáidar, restauradoras de la Coordinación Nacional de
Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC), Baglioni refirió que 90
por ciento de las pinturas murales en el mundo pueden ser tratadas
con nanopartículas.

Añadió que se trata de un método universal, efectivo en
superficies pictóricas que hayan sido plasmadas en soportes de
carbonato.

Por ello, -continúo- para el caso de México, no ha sido
necesario adaptar la fórmula europea de generación y aplicación de
este tipo de microscópicas partículas.

“Esta tecnología no se ve afectada por las condiciones del medio
ambiente, como es el caso de los polímeros o adhesivos sintéticos que
solieron usarse en los años 70 y 80”, adujo.

Y es que, si bien en esas décadas, el uso de polímeros en la
restauración de bienes culturales de Europa, no tuvo ninguna
complicación por tratarse de obras con condiciones estables de
temperatura y humedad.

En México, la aplicación de éstos no tuvo los mismos resultados
porque en el caso de los edificios prehispánicos con pintura mural,
suelen estar en condiciones ambientales adversas, lo que hizo que
esos adhesivos artificiales se modificaran y tuvieran efectos
contradictorios.

“De acuerdo con los estudios realizados, en México se aplicaron
polímeros de acrílico, de vinil y de vinil acetato, los cuales con
las modificaciones climáticas provocan la degradación de la pintura
mural, misma que se acelera con la humedad”, precisó el experto
italiano.

Asimismo indicó que para el retiro de dichos pegamentos
sintéticos, se recurre al uso de microemulsiones (mezcla de solventes
en emulsión)

You must be logged in to post a comment Login