La batuta mágica del venezolano Gustavo Dudamel conquista a Gran Bretaña

LONDRES (AFP) – La batuta mágica del joven director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel, de 27 años, conquistó nuevamente al público en Gran Bretaña, donde se presentó el martes en el Festival Internacional de Edimburgo, antes de electrizar este miércoles el Royal Albert Hall de Londres.

“Si no tienen una entrada para escuchar a Gustavo Dudamel este miércoles en los Proms, maten por una entrada”, escribió el miércoles el diario The Guardian, aumentando la gran expectativa despertada por este concierto.

Y Dudamel no decepcionó. Al mando de la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo (Suecia), de la que está a cargo desde hace un año, el venezolano ofreció música de Ravel y Berlioz y una obra para clarinete del compositor sueco Anders Hillborg, en estreno mundial.

Pero la gran sorpresa fue en el encore, cuando la orquesta sueca se contagió de la alegría y entusiasmo del joven director, e interpretó “Tico Tico”, una composición del cubano Paquito D’ Rivera llena de ritmo y sabor.

“Dudamel ha tropicalizado a la Sinfónica sueca”, se asombró Julio Rincones, un joven venezolano estudiante de música que asistió con su novia británica al concierto.

“Puso a bailar a los serios músicos suecos, sólo él podía hacerlo”, exclamó Marianna Thorsen, una sueca que asistió al concierto.

“La Sinfónica de Gotemburgo es una orquesta maravillosa, con gran energía, y con mucha alma latina”, subrayó Dudamel en el Royal Albert Hall.

“Para mí, de lo que se trata con la música es sobre todo de disfrutar”, explicó el músico, señalando que su padre fue un músico que tocaba tanto música clásica como música popular.

“Mi padre tocaba salsa”, dice Dudamel, que fue distinguido recientemente con el premio al mejor artista juvenil concedido por la prestigiosa Royal Philharmonic Society de Londres.

Desde hace semanas, no había más entradas para este concierto de los Proms, el festival de música clásica que se celebra todos los veranos en el majestuoso Royal Albert Hall, donde Dudamel triunfó el año pasado dirigiendo a sus compatriotas de la Orquesta Juvenil Simón Bolívar.

Esa noche de julio del año pasado hizo historia, al ser designada por el público como “una de las mejores en la historia de los Proms”, los conciertos estivales creados en 1895 y que se convirtieron en la temporada de música clásica más popular del mundo.

Dudamel, que dirigirá la Filarmónica de Los Angeles (oeste de EEUU), a partir de octubre del 2009, destaca que él es parte y producto del Sistema, como se conoce el proyecto de orquestas juveniles e infantiles de los barrios pobres de Caracas.

Creado por el maestro José Antonio Abreu, quien recibió este año el premio Príncipe de Asturias de las Artes, ese proyecto ha arrancado a millares de jóvenes venezolanos de la exclusión, dándoles una ilusión y una visión de futuro.

“El Sistema” es “mi familia, me dio la oportunidad de ser un músico, de cambiar mi vida con la música”, afirmó Dudamel.

Este sistema está tratando de ser imitado por varios países, entre ellos Gran Bretaña, contó el músico.

Por ejemplo, se ha creado una orquesta en Stirling, Escocia, “The Big Noise Orchestra, que está basada en El Sistema”, señaló el director venezolano, que ha sido calificado por Simon Rattle, actual director de la Filarmónica de Berlín, como “el músico más excitante del momento”.

“Estoy muy orgulloso de que El Sistema esté ahora en Escocia”, recalcó Dudamel, elogiando el proyecto piloto inaugurado en una de las localidades más deprimidas económicamente del Reino Unido.

Pese a sus múltiples compromisos en Gotemburgo y en capitales europeas -recientemente dirigió “La Bohème” en La Scala de Milán, y también en Berlín-, Dudamel logra pasar unos tres a cuatro meses al año en Venezuela, donde está su familia y su “familia musical”.

“Me gusta trabajar con las orquestas juveniles, eso es algo que el maestro Abreu puso en nuestra sangre”, señala Dudamel, que además de prepa

You must be logged in to post a comment Login