Muestra obra teatral la banalidad del mundo moderno. “Dios en un Dj” tendrá nueva temporada del 4 al 21 de septiembre.

México, 14 Ago (Notimex).- La fascinación que ejercen los medios
y la desaparición de los límites entre el ser el parecer, arte y
mercadotecnia, estrella mediática y persona común y corriente, es el
tema abordado por la puesta en escena “Dios es un Dj”, dirigida por
Gabriel Figueroa Pacheco.

Con un carácter subversivo, que muestra a personajes que develan
la ausencia del “valor” de los valores actuales mediante la
afirmación cínica de los mismos, el montaje, que no es una obra de
teatro en el sentido tradicional, iniciará nueva temporada durante
septiembre en el Teatro El Granero, del Centro Cultural del Bosque.

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) anotó
que la obra, original del dramaturgo alemán Falk Richter y que se
estrenó en mayo pasado en el ciclo Teatro Germánico Contemporáneo, es
un “reality show”, un performance, una comedia y televisión en vivo.

A través de un comunicado, indicó que ha sido traducida a 18
idiomas y se ha escenificado con gran éxito en Alemania, España,
Francia, Estados Unidos y Australia, entre otros países, generando
siempre un impacto muy significativo en los jóvenes espectadores.

La editorial Horverlag incluyó en 2007 a la obra en el Canon de
los textos teatrales más importantes de la última década, destacó al
señalar que la historia se desarrolla en un disco giratorio enmarcado
por tres pantallas que integran el área de los espectadores.

Girando sobre su propio eje, la plataforma emula a la tornamesa
del Dj y de manera significativa apunta a la autorreferencialidad de
los personajes: “soy una persona importante, mejor dicho:
importantísima. Y todo gira en derredor”.

Videos y gráficos proyectados en las pantallas ilustran el
contexto en que se desarrollan los personajes: la herencia mediática
de códigos y signos enfocados a la cultura digital.

El despliegue audio-visual, la utilización de diversos medios
electrónicos y elementos de la cultura pop, no sólo cumplen con
tareas escénicas y ambientes de acuerdo al planteamiento anecdótico y
trama de la obra.

También representa el espejo mágico que falsifica la realidad
del desamparo y la impotencia de los personajes, reflejando una
omnipotencia, grandiosidad y autoestima que no tienen los narcisos
contemporáneos, señaló el instituto.

La historia gira en torno a una joven pareja, cuyos miembros
idean un proyecto artístico novedoso: crear un producto nuevo para un
mercado nuevo, vender su vida, en vivo, en video, en internet.

Sigue

Muestra obra teatral. dos. internet

El espacio en el que se encuentran es una representación
simbólica de su departamento-estudio en un centro cultural, donde se
han instalado una serie de cámaras que trasmiten sus movimientos a
internet.

Se trata de un “discjockey” y una ex-conductora de un programa
de televisión de videos musicales, quienes además de ser vistos en
tiempo real gracias a internet, abren las puertas al público para ser
observados in situ.

Así, dejan ver al público momentos privados, instantes de
intimidad o situaciones que escapan a su control.

Se trata de una pareja de jóvenes que navega por las
posibilidades que ofrece el mundo contemporáneo como si se tratara de
páginas electrónicas, transformando su vida en un juego de
autorrepresentación y autocomercialización.

Protagonizada por Isabel Piquer y Carlos Valencia, “Dios es un
Dj” es una coproducción del Goethe Institut Mexiko y la Coordinación
Nacional de Teatro del INBAL, bajo la dirección de Gabriel Figueroa
Pacheco, que tendrá nueva temporada del 4 al 21 de septiembre.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login