Situación económica lleva a inmigrantes al borde de la autodeportación

La escasez de trabajo, la crisis económica y las continuas redadas
llevaron a que el guatemalteco Juan Herrera, hace unas semanas tomara la
determinación de presentarse junto con otros amigos a la Oficina de
Inmigración y Aduanas (ICE), en el condado de Fairfax, Virginia.

“Lo increíble es que no nos hicieron caso. Al contrario nos sacaron de las oficinas porque dijeron que no tenían una orden de deportación contra noostros”, dijo Herrera, quien vive no muy lejos de las oficinas de ICE, que el miércoles sí arrestaron a 42 personas en el aeropuerto de Dulles.

Herrera confiesa que la desesperación de no tener trabajo y la responsabilidad de ayudar a sus padres y a ocho hermanos más pequeños, lo hacen pensar en hacer el viaje de regreso a su país, donde ejercía labores de cobrador en un bus de pasajeros.

“Así como está la situación aquí prefiero regresar a mi país, aunque tenga que hacer tareas de cobrador o trabajar en la agricultura, donde me quedaba más dinero del que actualmente estoy ganando”, dijo el inmigrante de 28 años quien reside en el condado de Fairfax.

Herrera confiesa que no ha regresado a Guatemala porque no tiene para comprar el boleto aéreo, ya que en las últimas tres semanas solamente ha trabajado un par de días, que apenas le alcanza para comer y reunir los 200 dólares que paga de renta en el apartamento que comparte con otras seis personas.

“Busco por todos lados y no encuentro nada. Ni siquiera en el Home Depot que está aquí cerca encuentro, porque cada día llegan entre 50 y 60 personas en busca de que alguien los contrate”, dijo.

A Herrera no le importa sumarse a miles de compatriotas que ya fueron deportados este año. Hasta el 9 de agosto un total de 16 mil 280 guatemaltecos han sido enviados de regreso desde Estados Unidos, según la Dirección General de Migración de Guatemala.

Las autoridades guatemaltecas consideran que de seguir el ritmo de las deportaciones de sus compatriotas de territorio estadounidense, la cifrá podría alcanzar los 26 mil, que es superior a la de 2007 cuando 23 mil 062 fueron deportados, mientras que en 2006 la cifrá alcanzó 18 mil 305.

Datos de la Embajada de Guatemala en Washington estiman que en Estados Unidos viven 1 millón 200 mil ciudadanos de ese país y seis de cada diez son indocumentados.

Solamente en la región metropolitana de Washington residen alrededor de 50 mil guatemaltecos, muchos de ellos en el sector de Langley Park, Maryland y el norte de Virginia, como también en los sitios donde existen plantas procesadoras de pollos en la costa este de este estado Delaware y Maryland.

Sin embargo, a pesar de las deportaciones masivas el envío de remesas familiares mantiene su ritmo de crecimiento durante lo que va de 2008.

Reportes del Banco Central de Guatemala señalan que las remesas enviadas a ese país desde Estados Unidos hasta el 30 de junio ascendieron a 2 millones 550 mil dólares.

Esa cifra es superior en 199.7 millones en comparación al mismo periodo en 2007, por lo que calculan que al finalizar 2008 las remesas podrían sobrepasar los 4 mil 128 millones de 2007.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login