Deterioro en las relaciones iglesia y gobierno de Nicaragua

Por Sonia González.

Managua.- La luna de miel entre los obispos nicaragüenses y el gobierno parece llegar a su fin por las contradicciones sobre los intentos de controles políticos y la confusión por los símbolos usados en la actual administración.

El obispo de Granada, Bernando Hombach, criticó este jueves a las instituciones públicas que requieren de una “carta de recomendación” de los Consejos de Poder Ciudadano (CPC), un organismo vinculado al gobierno, para obtener un puesto de trabajo.

A los ciudadanos “hay que darles trabajo sin diferencias partidarias, no debe exigirse a una persona una recomendación partidaria para poder trabajar”, aseveró el vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua en declaraciones a periodistas.

La Conferencia Episcopal ha anunciado una carta pastoral que emitirá en noviembre, previo a las votaciones de las elecciones municipales que ha creado expectativas por el contenido del documento que pondría el dedo en la herida poco antes de los comicios que han cobrado una inusual importancia.

Los obispos han cuestionado el “verticalismo” y “el secretismo” del gobierno que ha sido una política desde que inició su gestión en enero de 2007.

Otro asunto que ha enturbiado las relaciones entre ambas instituciones ha sido la advertencia de la Iglesia católica de las promesas electorales incumplidas.

Y un tema que pareciera apuntar a la primera dama Rosario Murillo, “una persona católica no puede ser esotérica a la vez”.

“Una persona católica no puede ser esotérica a la vez. Eso es como la noche y el día. Va contra un principio lógico. No se puede ser dos cosas a la vez cuando son antagónicas”, ha afirmado el vocero de la Curia Arzobispal de Managua, monseñor Rolando Alvarez.

Expresó que no puede confirmar que la poderosa secretaria de Comunicación de la Presidencia profese alguna creencia de las “mal llamadas metafísicas”.

“Un católico no puede creer en la comunicación con espíritus del más allá, no puede ser esotérico, no debe de profesar el panteísmo (cree que todo es un pedazo de la divinidad: cielo, aire, mar, tierra son trozos divinos). Eso es contrario al catolicismo”, manifestó el prelado.

El lunes, la esposa del presidente Daniel Ortega respondió a las críticas de los líderes religiosos católicos y evangélicos, diciendo que “no concebía que un pastor pudiera llamar al odio y la confrontación”.

Por su parte, el presidente Daniel Ortega ha fortalecido su alianza con el cardenal en retiro Miguel Obando Bravo, quien es el presidente de una comisión gubernamental de paz y reconciliación.

Ortega y Obando, antiguos adversarios políticos en los años 80, se abrazan en ceremonias religiosas y actos oficiales sellando una alianza a los ojos del público.

Enfrenta Iglesia Católica en Costa Rica reto de “alejados”

San José.- La Iglesia católica en Costa Rica enfrenta el reto de los “alejados” de la fe, admitió el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal costarricense, Hugo Barrantes.

En diálogo con Notimex, el arzobispo de San José dijo que amplios sectores poblacionales cayeron “en la indiferencia religiosa”.

Se trata de católicos sin “ninguna presencia en la sociedad”, expuso.

Dijo que el secularismo tiende a crear sociedades que quieren ser felices sin Dios y “arreglar el mundo sin Dios”.

“A Dios se le expulsa, y también se le dice a la Iglesia que ella no tiene mucho que decir, que la Iglesia se vaya a las sacristías y que no tenga una voz pública”, lamentó.

Diversas fuentes estiman que un 75 por ciento de los poco más de cuatro millones de costarricenses profesa el catolicismo.

Le sigue el protestantismo, con un 10 por ciento de creyentes, y en proporciones marcadamente minoritarias están adventistas, bautistas, budistas, hindúes, judíos, metodistas, mormones, musulmanes, testigos de Jehová.

NOTIMEX/GR/RCJ

You must be logged in to post a comment Login