Ernesto Cardenal y la desconfianza respecto al “cambio” en Paraguay

Una conocida personera de la National Endowment for Democracy, impuesta desde la embajada norteamericana al gabinete del obispo Fernando Lugo, impidió la presencia del presidente Daniel Ortega para la toma de posesión en Paraguay.

Prejuzgando sobre unas denuncias del año 1998, que por involucrar a un líder político gravitante en Nicaragua nunca serán del todo concluyentes —y mucho menos juzgadas a miles de kilómetros de Centroamérica—, la secretaria de la mujer Gloria Rubín organizó un gran escándalo, con el notorio propósito de frustrar la presencia en Paraguay del sandinista Daniel Ortega.

El caso ha hecho que los sandinistas expresen sus dudas sobre el “izquierdismo” de Fernando Lugo en su vocero oficial “La voz del sandinismo”: http://www.lavozdelsandinismo.com/internacionales/2008-08-15/paraguay-lugo-asume-en-medio-de-interrogantes/

Es normal que el caso de la hijastra de Ortega aparezaca en boca de algún agente del imperio cada vez que se acercan elecciones Nicaragua.

Es rutina que algún lacayo de la CIA hable de ella cuando hay votaciones, hay que hablar de Zoilamérica. Ya fue en 2006 en un reportaje televisivo para las presidenciales.

Ahora se acercan las elecciones municipales, y todo empieza con un artículo de Vargas Llosa en “El País”. Rápidamente los secuaces siguen. Es que paga bien la embajada USA obviamente.

Curiosamente la denuncia de Zoilamérica coincidió poco antes de un congreso del FSLN, donde se presentaban alternativas a Daniel Ortega, que afortunadamente fueron derrotadas. Estas alternativas están ahora en el MRS.

Es llamativo que Zoilamérica ahora esté apoyando al MRS (el cual dicho sea de paso también está apoyado por el Instituto Republicano Internacional, fundado por Ronald Reagan, quien ya a fines de la década de 1980 invirtió mil millones de dólares para el triunfo de Violeta Chamorro).

Daniel Ortega renunció a la inmunidad parlamentaria, y la justicia nicaragüense declaró que en caso de haber habido delito, este había prescrito.

Cosa que no hace el gran demócrata Eduardo “El Ratón Cenizo” Montealegre, que se aferra a la inmunidad paralamentaria para no ser juzgado por el caso CENIS (600 millones de dólares defraudados al estado nicaragüense)

La influyente ministra Rubín, que en la práctica prohibió a Daniel Ortega la entrada al Paraguay con el escándalo mediático que desató, se encuentra vinculada a la intacta red de medios de comunicación que Stroessner fundó por medio de sus amigos de confianza.

Entre éstos se cuentan Aldo Zuccolillo, fundador de ABC; Alejandro Cáceres, director de Radio Nacional y uno de los mayores panegiristas del dictador; o el periodista Humberto Rubín en Radio Ñandutí, emisora financiada por el coronel Pablo Rojas, administrador de parte de los bienes desviados por Stroessner.

No es la única humillación que soporta la izquierda paraguaya, a pesar del “cambio” tan publicitado como un “giro a la izquierda”.

Un conocido agente del FMI, el economista neoliberal Dionisio Borda, es el encargado de dirigir las políticas economicas, y todos los miembros del gabinete están vinculados en forma directa o indirecta —fundaciones, USAID, CIA, NED, IAF, etc— con la embajada de Estados Unidos en Paraguay, país que hace seis décadas es una gran base de la inteligencia del imperio.

El camino de Lugo (sobrino de un agente de la CIA, según Agee) a la presidencia del Paraguay, paralelamente no sólo fue apoyado por la prensa militante de la izquierda latinoamericana, también por la CIA y sus fundaciones anexas. Ver: http://laciaylaelecciondelobispo.blogspot.com/.

Hace unas semanas cuando la hija del Che Guevara, Aleida Guevara March visitó al obispo en su oficina, se encontraba esperando en la antesala el conocido halcón Roger Noriega, acompañado del embajador anticubano James Cason.

Y mientras Daniel Ortega es repudiado desde el mismo gabinete de Fernando Lugo, el poeta Ernesto Cardenal, distanciado de la izquierda y de la conducción del Frente Sandinista, es agasajad

You must be logged in to post a comment Login