Uribe hace un último intento por impulsar TLC durante la administración Bush

ATLANTA, EEUU (AFP) – El presidente colombiano, Alvaro Uribe, visitará Estados Unidos esta semana: será su primer viaje a este país después del rescate de 15 rehenes de la guerrilla, incluidos tres estadounidenses, y probablemente su último intento de impulsar un estancado tratado de libre comercio durante el gobierno de George W. Bush.

Uribe participará desde el domingo en el segundo Foro anual de Competitividad de las Américas, que se celebrará en Atlanta, Georgia (sureste), junto al secretario de Comercio estadounidense, Carlos Gutiérrez, y los presidentes de El Salvador, Elías Antonio Saca, y de Guatemala, Alvaro Colom.

El evento fue anunciado con bombos y platillos por el Departamento de Comercio, cuyo titular, el cubano-estadounidense Gutiérrez, ha sido uno de los principales impulsores del TLC con Colombia firmado hace casi dos años por los gobiernos de Bush y Uribe.

“Me siento honrado de que el presidente Uribe, el presidente Colom, el presidente Saca y otros distinguidos invitados me acompañen para discutir la importancia de la competitividad global”, expresó Gutiérrez al presentar la semana pasada el evento, del que participarán unos 1.000 invitados.

En una conferencia de prensa el lunes, Gutiérrez reconoció que el Foro será también un escenario para que, una vez más, la Casa Blanca abogue por el TLC con su principal aliado regional y mayor receptor de ayuda militar estadounidense en las Américas.

“Llamo al Congreso a aprovechar toda oportunidad que tengan antes de la elección (presidencial del 4 de noviembre) y después de la elección” para aprobar los TLC pendientes, exhortó Gutiérrez en declaraciones a periodistas, en las que recordó asimismo acuerdos firmados pero aún no aprobados por el Legislativo de su país con Panamá y Corea del Sur.

La oposición demócrata que controla el Congreso y poderosos sindicatos como la gremial AFL-CIO piden a Colombia avances en la protección de sindicalistas antes de apoyar el pacto, que fue firmado por los dos países el 22 de noviembre de 2006.

El presidente Bush -quien dejará la Casa Blanca en enero- ya envió el TLC para su ratificación al Congreso, pero la oposición decidió guardarlo en un cajón luego de que el mandatario ignorara los pedidos de los demócratas para que no remitiera el texto.

La mayoría de los expertos y analistas en Washington considera muy difícil que el acuerdo sea aprobado durante esta legislatura, dado que la campaña electoral para las elecciones presidenciales del 4 de noviembre en Estados Unidos avanza, y las dificultades de la economía estadounidense están lejos de sumarle simpatías a los acuerdos comerciales aún pendientes en el Congreso.

En los casos de los TLC con Panamá y Corea del Sur, la Casa Blanca ni siquiera envió los textos a consideración del Congreso.

Tanto la Casa Blanca como el gobierno colombiano han desplegado una muy fuerte campaña a favor del TLC.

La estrategia incluyó discursos y actos del presidente Bush y miembros de su gabinete -como la secretaria de Estado Condoleezza Rice- a favor del pacto, visitas de delegaciones oficiales norteamericanas que llevaron congresistas al país andino, y frecuentes viajes de ministros colombianos a Estados Unidos.

Estados Unidos es el principal socio comercial de Colombia. El intercambio bilateral ascendió a 17.800 millones de dólares en 2007, según cifras proporcionadas por el gobierno colombiano. De ese total, Colombia exportó 9.200 millones al país del norte, mientras que Estados Unidos vendió por valor de 8.600 millones de dólares a su socio del sur.

El segundo Foro de Competitividad de las Américas tendrá lugar entre el 17 y el 19 de agosto en Atlanta.

El evento reunirá a autoridades y empresarios, así como académicos y organizaciones no gubernamentales para dialogar sobre competitividad, “logística del comercio, viajes y turismo, alianzas de negocios y educación, y energía renovable y recursos sostenibles”, señaló el Departamento de Comer

You must be logged in to post a comment Login