Narra Silvia Molina historia de una mujer en busca de sí misma.

México, 18 Ago (Notimex).- Tres historias intensas y
entrecruzadas, contadas por una voz cálida, son el hilo conductor del
libro “En silencio, la lluvia”, de la escritora Silvia Molina, donde
convergen la rebeldía, la evasión amorosa y la lucha por el
reencuentro definitivo consigo misma.

La protagonista de esta obra, publicada por Alfaguara, es
educada en una familia mexicana de clase media, quien se pregunta si
su horizonte es de verdad el que pretenden sus padres.

Viajó a Bélgica gracias a una beca y ahí descubrió que debe
combatirse a sí misma y no al mundo; también encontró la historia de
Catharina de Lovaina, una beguina del siglo XVI que se debate entre
el amor a un hombre y el amor a Dios.

Además conoce a Irene, colombiana posmoderna que ante la
infidelidad de su marido hace un inventario de su vida en pareja, a
la manera de las descripciones detalladas que se hacen en Europa para
alquilar una propiedad.

Silvia Molina (Ciudad de México, 1946) estudió Antropología y
Lengua y Literatura hispánicas. Ha vivido en Francia, Inglaterra,
Estados Unidos y Bélgica.

Ha sido profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la
UNAM, becaria del Centro Mexicano de Escritores y del Sistema
Nacional de Creadores de Arte.

Asimismo, fue agregada cultural de México en Bélgica,
Coordinadora Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas
Artes, y actualmente trabaja en la Coordinación Nacional de las
Conmemoraciones del 2010.

Ha escrito novela, cuento, ensayo, teatro, crónica y más de una
veintena de libros para niños y jóvenes. Parte de su obra ha sido
traducida al inglés, francés y alemán.

Entres sus textos destacan las novelas: “Ascensión Tun” (1981),
“La familia vino del norte” (1988), “Imagen de Héctor” (1990), “El
amor me juraste” (1998); los libros de cuentos “Lides de estaño”
(1984), “Dicen que me case yo” (1989) y “Un hombre cerca” (1992).
También ha escrito ensayo y literatura infantil.

Recibió el Premio Xavier Villaurrutia en 1977 por “La mañana
debe seguir gris”; el Nacional de Literatura Juan de la Cabada en
1992 por “Mi familia y la Bella Durmiente cien años después”.

Además del Premio Sor Juana Inés de la Cruz de la Feria
Internacional del Libro de Guadalajara en 1998, por “El amor que me
juraste” (cuya traducción al inglés fue nominada para The Dublin
Award 2001, auspiciado por IMPAC, en cooperación con las bibliotecas
de Dublín, Irlanda), y el “Leer es Vivir 1999”, de la Editorial
Everest en España por la novela para niños “Quiero ser la que seré”.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login