Alivio en Los Cayos tras paso de Fay, pero temen en costas de Florida

Miami.- Los residentes de los Cayos respiraron aliviados el lunes tras el benévolo paso de la tormenta tropical Fay, pero los efectos del fenómeno amenazan ahora a los habitantes de la costa floridana sobre el Golfo de México, a donde se espera llegue como huracán mañana martes.

A las 22 horas GMT, la situación parecía normalizarse en Cayo Hueso, una ciudad-isla de varios miles de habitantes, apenas tres horas después de que el ojo cruzó el punto más sureño de Estados Unidos con fuertes vientos, lluvia y granizo.

El paso de Fay en Cayo Hueso, que dejó acumulaciones de agua pero no heridos ni daños mayores, alentó a las autoridades a levantar la orden de evacuación de turistas.

Mas la preocupación se trasladó a tierra firme de la península, que se encuentra bajo estado de emergencia ante la posibilidad de hasta 10 pulgadas de lluvia y tornados aislados esta noche y el martes.

Las condiciones climatológicas generan preocupación, pero también alivio. Fue el caso de Alejandra y Luisa, dos adolescentes mexicanas, que dijeron estar felices ante el anuncio de que el martes tampoco habrá actividad escolar en el suburbio de El Doral.

Aunque el ciclo escolar iniciaba este lunes, la tormenta tropical Fay dio dos días adicionales de ‘vacaciones’ de verano a los escolares de los condados de Monroe, Broward, Collier y este de Miami-Dade.

Con llovizna pertinaz todo el día, el tránsito vial, el empleo y otras actividades cotidianas fueron afectados parcialmente en el sur de Florida.

Considerables pérdidas registraron los restaurantes y otros establecimientos del vecino Miami Beach que dependen de las ventas a los turistas que todo el año abundan en esta entidad cuyo lema es ‘sunshine’ o brillo del sol.

Esteban Arcila, empleado de un hotel local, dijo que los turistas que no están acostumbrados a este tipo de fenómenos se asustan y se van de la ciudad antes de lo planeado.

Keyla Santoyo, trabajadora de un restaurante de la turística avenida costera Ocean Drive, dijo que la gente “se queda en casa porque no quiere mojarse”, y como resultado “hoy hemos tenido las peores ventas del mes”.

Julie Neli, empleada de otro restaurante de la zona turística, dijo que, de hecho, algunos locales están ofreciendo precios especiales para atraer clientela.

Pablo González, un turista español, dijo que los sorprendió la cercanía de Fay porque “apenas llegamos ayer” a la ciudad.

Pero no todos estaban disgustados con el inusual clima, varios grados más fresco para un día normal de verano.

“Como todo, también una tormenta tropical tiene su encanto”, señaló el argentino Pablo Mariatti, mientras, a unos metros bailaban en la playa residentes locales que fueron a South Beach aprovechando un asueto laboral.

Armado con su tabla de surf Alberto Benarroch destacó, a su vez, que pocas veces en el verano hay tan buenas olas “así que hay que aprovecharlas”.

Para evitar incidentes, policías de Miami Beach patrullaron este lunes las arenosas playas donde las banderas rojas indicaban el peligro por la resaca.

Las televisoras locales difundieron a lo largo del día boletines especiales sobre el desarrollo del fenómeno climático, mientras algunos residentes se dedicaron a abastecerse de agua, alimentos, baterías y gasolina, por si acaso.

Sin embargo, en general la población pareció no estar demasiado temerosa por Fay, tomando en cuenta que es tormenta tropical o cuando mucho un huracán de categoría uno.

Las autoridades les recordaron que este tipo de fenómenos causan por lo general más muertes debido a inundaciones que por los vientos.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos advirtió que a su paso el ciclón puede provocar entre cuatro y 10 pulgadas de lluvia.

Por ello, el Distrito de Manejo de Aguas del Sur de Florida empezó a liberar líquido de los canales que permiten el tránsito del agua hacia el mar.

Protegido con una chaqueta impermeable, Manny Maroño, alcalde del suburbio de Sweetwater, encabezó la repartición de sacos d

You must be logged in to post a comment Login