El subsecretario de salud: un ejemplo de perseverancia

WASHINGTON, D.C. (ConCiencia) – Nació en una familia de campesinos y ganaderos en una zona rural de Puerto Rico. Desde niño sabía que quería ayudar a la gente y solía decir que sería doctor cuando fuera grande; y lo logró.

Su perseverancia lo llevó muy lejos y ahora no sólo es médico especialista en ginecología, sino que también es el subsecretario general del Departamento de Salud de los Estados Unidos.

“Yo sabía que era importante ayudar a la comunidad”, dijo el médico Joxel García sobre sus logros.

La combinación de buscar el bien común, creer en uno mismo y la fe en Dios son los ingredientes que utilizó para llegar lejos.

“Si uno pone los principios que aprendí cuando era hijo de ganaderos y vivía en una zona rural en Puerto Rico, y lo pone en la práctica de salud pública… es como lo mismo”, dijo García. “En vez de esperar que las cosas pasen y reaccionar a ellas, lo más importante es ser bien proactivo y bien dinámico”.

García también fue secretario de salud del estado de Connecticut y director adjunto de la Sociedad Panamericana de la Salud, donde tuvo la oportunidad de trabajar muy cerca con Latinoamérica. A pesar de su importante trayectoria, el tono de voz de García da fe de un profesional calmado y humilde.

Para el, Estados Unidos es el tercer país latinoamericano más grande del mundo, refiriéndose a que hay un gran número de latinos que viven en el país y a quienes se les debe ayudar. La clave para lograrlo está en crear iniciativas de liderazgo entre los jóvenes para que se involucren en temas relacionados con la salud pública.

“Eso puede crear cambios significativos en las comunidades de donde ellos vienen”, dijo García. “Yo creo que nada es coincidencia en la vida, en realidad son oportunidades que se nos presentan a nosotros para determinar entonces qué acción vamos a tomar”.

García cree que el crecimiento y conocimiento profesionales no son suficientes si no vienen acompañados de identificar las necesidades del otro y ayudarlo.

“No importa si las personas te conocen o no si es que sé está haciendo por el bien común de todos”, dijo García. “Esa es una de las cosas que me hace feliz cuando me voy a dormir”.

Una de sus enseñanzas de vida fue identificar que siempre hay dos caminos ante las dificultades: rendirse, o pelear y seguir adelante. Esto lo aprendió desde pequeño, cuando veía cómo las lluvias y tormentas azotaban el ganado y la tierra donde vivió. A pesar de estos momentos difíciles, siempre salían adelante.

“Cuando alguien me dice que no, quiero saber la razón del no, para saber si estaba incorrecto o ellos estaban correctos o viceversa”, dijo García.

García considera esencial que las personas se conozcan a sí mismas y que identifiquen las fortalezas y debilidades. A partir de ahí se debe empezar a trabajar. Lo vital, sin embargo, es no creerse menos que nadie.

“En el campo, una de las reglas básicas es que nadie es mejor ni peor que nadie”, dijo García. “Son importantes las acciones y en lo que uno cree”.

Otra de las actitudes que lo han llevado al éxito y que aconseja es dejar la timidez a un lado. Hay que ser líderes, así como los latinos quienes son trabajadores y luchadores.

“Nada en la vida es fácil, pero si tienes fe en ti mismo… vas a tener siempre la oportunidad de tener éxito”, dijo. “Es doloroso y es mucho trabajo pero se puede uno gozar el proceso antes de llegar a la meta”.

You must be logged in to post a comment Login