Lleva Banda Filarmónica Zoochinense música zapoteca fuera de Oaxaca.

México, 19 Ago (Notimex).- Dos años después de la grabación de
su primer disco compacto, la Banda Filarmónica Zoochinense continúa
con la promoción de la cultura y la música zapoteca en la Ciudad de
México y en Los Angeles.

Héctor Salvador Hernández, trombonista originario del pueblo
serrano de San Jerónimo e integrante de la banda, comentó que tras la
grabación del disco titulado “Inolvidable”, apoyado por el Consejo
Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la agrupación ha
reforzado la presencia de la música de viento en su pueblo natal.

Sólo son 120 habitantes los que ocupan el pueblo de San
Jerónimo, enclavado en la Sierra de Juárez, en Oaxaca. Su población
ha disminuido año con año debido a la constante migración hacia la
Ciudad de México y a Estados Unidos.

Quienes hoy integran la Banda Filarmónica Zoochinense fueron en
su momento integrantes de la banda municipal que después se
encontraron en el Distrito Federal para continuar su tradición.

Anteriormente la banda se reunía allá para tocar solamente dos
veces al año: en la “Fiesta patronal” de septiembre y en la “Fiesta
de Pentecostés” en mayo. Hoy, cualquier familia tiene acceso a la
misma a través de “Inolvidable”.

De la agrupación original fundada en 1972 hoy quedan pocos. La
mayoría nació fuera de Oaxaca, pero preservaron el espíritu zapoteca
hasta hacerlo conocido en salas de concierto importantes.

Actualmente la banda se enorgullece de haber tocado en la Sala
Ollin Yoliztli, el Museo Nacional de Antropología y el de Culturas
Populares, entre otros recintos.

A decir de Héctor Salvador Martínez, la grabación del disco,
mediante el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y
Comunitarias (PACMyC edición 2005), no sólo les brindó una
satisfacción personal a sus integrantes y paisanos, sino que les
sirvió para promover una tradición más allá del propio estado.

“Muchos de nuestros discos, alrededor de unos 500, se mandaron a
Los Angeles y hoy muchos de nuestros parientes o de nuestros
descendientes allá pueden escuchar sus verdaderas raíces”, comentó el
músico.

La mayor parte de los temas son obra del compositor Armando
Contreras, originario de San Jerónimo y fallecido en 1985. Se trata
de piezas escritas entre 1940 y 1950 que abarcan géneros como el
fox-trot, el paso doble, el vals y el danzón.

De los 25 miembros que grabaron el disco, 15 de ellos viven en
la Ciudad de México. Algunos, apenas niños, comienzan a mostrar su
vocación musical y dancística, ya que la agrupación ha comenzado a
prepararlos en la “Danza de la Malinche”, baile tradicional que se
ejecuta con banda en las fiestas populares.

Con ánimos de realizar una segunda grabación musical, Héctor
Salvador Martínez se muestra optimista y adelanta que, en breve, los
músicos participarán en una de las convocatorias que anualmente lanza
el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes a través de su
Dirección General de Culturas Populares.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login