Defiende presidente polaco acuerdo con EU sobre escudo antimisiles

Berlín.- El presidente Lech Kaczynski advirtió que “nadie puede dictarle a Polonia lo que debe hacer”, en un claro rechazo a la oposición rusa al despliegue de un escudo antimisiles en territorio polaco, publicó el miércoles el periódico The Warsaw Voice.

En un discurso televisado a la nación, Kaczynski dijo que el escudo no es sólo una prueba de la soberanía de Polonia, sino también de su estrecha alianza con Estados Unidos, país que de acuerdo con el mandatario polaco “es capaz de acudir en defensa de sus aliados”.

“Nadie puede dictarle a Polonia lo que debe hacer. Esos tiempos se acabaron”, dijo el presidente anoche poco después de la llegada al país de la secretaria estadunidense de Estado, Condoleezza Rice.

Rice firmará este miércoles con el canciller polaco Radoslaw Sikorski el acuerdo para establecer parte del escudo antimisiles en Polonia. El gobierno de Polonia accedió a estacionar en una base en el norte del país 10 misiles interceptores de Estados Unidos.

A cambio, el gobierno estadunidense también instalará una batería de misiles antiaéreos Patriot en Polonia para 2012. La batería será trasladada de Alemania a Polonia, que podrá adquirir en el futuro más baterías a precios preferenciales.

Además, de 110 a 120 soldados estadunidenses irán a Polonia para capacitar a oficiales polacos en la operación de los misiles. El acuerdo también prevé inversiones anuales de unos 40 millones de dólares por parte de Estados Unidos en la modernización del ejército polaco.

Las negociaciones, finalizadas la semana pasada, duraron 18 meses durante los cuales el gobierno del primer ministro polaco Donald Tusk demandó más garantías de seguridad que las que el anterior Ejecutivo de Jaroslaw Kaczynski estaba dispuesto a aceptar.

La intervención de Rusia en Georgia incrementó la presión sobre el gobierno de Tusk para cerrar el convenio.

Moscú ha argumentado que el escudo antimisiles tiene por objetivo aislar a Rusia y cambiar el balance del poder en Europa.

Varios funcionarios rusos han formulado amenazas contra Polonia por su aceptación del escudo. La semana pasada, el general Anatoly Nogovitsin, subcomandante de las fuerzas armadas rusas, advirtió a Polonia que al albergar elementos del escudo podría convertirse en blanco de un ataque nuclear en caso de guerra.

El secretario estadunidense de Defensa, Robert Gates, calificó la amenaza nuclear de “retórica vacía”.

A su vez, el representante de Rusia ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Dmitry Rogozin, dijo que “el hecho de que el acuerdo haya sido cerrado durante la crisis Rusia-Estados Unidos demuestra que está dirigido contra Rusia y no contra Irán”.

El canciller ruso Seguei Lavrov canceló el jueves una visita planeada a Varsovia para septiembre.

Washington argumenta que el escudo antimisiles tiene por objeto brindar protección frente a ataques de misiles balísticos por parte de Estados “delincuentes” como Irán. Se espera que el sistema, cuyo radar estaría instalado en la República Checa, comience a operar en 2012.

Líderes polacos han dicho que el acuerdo reforzará la responsabilidad mutua de Estados Unidos para defender a Polonia y viceversa.

“Polonia y los polacos no quieren estar en alianzas en que la ayuda viene después; no sirve de nada cuando la asistencia llega cuando la gente ya está muerta. Polonia quiere estar en las alianzas en las que la ayuda viene en las primeras horas de cualquier posible conflicto”, dijo el primer ministro Tusk.

Antes de la intervención de Rusia a Georgia, la mayoría de los polacos se oponía al escudo antimisiles. De acuerdo con un sondeo de febrero de 2007, 55 por ciento de los polacos se oponían al escudo y sólo 28 por ciento apoyaban la idea.

En una encuesta realizada el pasado 16 de agosto, 58 por ciento de los polacos favorecen ahora el sistema por 38 por ciento que están en contra.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login