Langley Park llora la muerte de Manuel Espina

Unas trescientas personas de diferentes países se unieron a la vigilia
en memoria del guatemalteco Manuel Espina, quien fue muerto a tiros por
un oficial de la Policía del condado de Prince George’s, Maryland en el
vecindario de Langley Park, de gran mayoría inmigrante.

Entre lágrimas, plegarias y cánticos religiosos también hubo una fuerte condena por parte de la comunidad, dirigentes religiosos, activistas comunitarios y funcionarios públicos.

Entre los funcionarios se encontraba el delegado de la Asamblea Legislativa de Maryland, Víctor Ramírez, en cuyo distrito electoral se encuentra Langley Park.

En su mensaje Ramírez exigió que se haga una investigación exhaustiva e imparcial tanto del agente que cometió el crimen (Steven Jackson) como de los contínuos abusos que cometen las autoridades en contra de la comunidad.

Ramírez también sugirió a los medios de comunicación una mayor cobertura editorial con ese tipo de crímenes.

“Así como hace unas semanas le dieron amplia cobertura a la muerte de dos perros aquí en el condado [en la casa del alcalde de Berwyn Heights], que también le den el mismo trato cuando es un ser humano el que pierde la vida, como es el caso de Manuel Espina”, enfatizó Ramírez.

En la vigilia, que organizeo Casa de Maryland, también estuvo presente la reverenda afroamericana Jamila Woods Jones, vicepresidenta la coalición PRISCM, quien con gran estilo interpretó la canción religiosa “Amazing Grace”, una de las más interpretadas por los estadounidenes en ese tipo de situaciones.

Algunos activistas participantes como Ernesto Romero, de la Casa Farabundo Martí, sugirió una mayor organización de la comunidad para que puedan prevenirse los abusos de las autoridades.

“Tienen que estar organizados en cada cuadra y en cada edificio de esta comunidad, porque solamente unidos podemos ser fuertes para enfrentar los constantes abusos de la policía”, sugirió Romero.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login