El Dalai Lama denuncia a China ante canciller francés y Carla Bruni-Sarkozy

ROQUEREDONDE, Francia (AFP) – El Dalai Lama denunció el viernes la “brutal” represión china en Tíbet en un encuentro con el ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, tras un acto público en el sur de Francia al que también asistió la primera dama, Carla Bruni-Sarkozy.

“Su santidad expresó su sentimiento sobre la situación que reina actualmente en Tíbet y, concretamente, sobre la existencia de una forma de represión extremadamente brutal que sigue reinando allí paralelamente a los Juegos Olímpicos”, dijo a la prensa su intérprete francés, el monje budista Matthieu Ricard.

Ricard informó así del contenido de la entrevista entre el líder espiritual tibetano en el exilio y Kouchner, en la que el Dalai Lama también insistió en que para ganar “respetabilidad en el seno de la comunidad mundial”, China, “una gran potencia”, “necesita una autoridad moral” que sólo logrará “marchando hacia la democracia”.

La esposa del presidente francés -que no tiene función oficial- y la secretaria de Estado de Derechos Humanos, Rama Yade, también fueron recibidas por el Dalai Lama. No hicieron declaraciones tras el encuentro.

Los tres habían asistido previamente, junto con otras 2.000 personas, a la ceremonia de inauguración del templo budista de Lerab Ling, en Roqueredonde (sur), oficiada por el Dalai Lama. Después se reunieron con éste a puerta cerrada.

El Dalai Lama “siempre es bienvenido en Francia”, se limitó a declarar Kouchner tras el encuentro.

Según Ricard, el canciller francés también recordó al líder tibetano su gran simpatía por la causa del Tíbet y “su apoyo personal, y también como ministro”.

Kouchner y Yade fueron los únicos dos miembros del gobierno francés en encontrarse con el Dalai Lama durante su visita a Francia, iniciada el 12 de agosto y que concluirá el sábado.

A la llegada al monasterio budista, Bruni-Sarkozy fue recibida por el líder religioso y, tras realizar con ella una procesión alrededor del edificio, le colocó alrededor del cuello el tradicional “kata”, pañuelo blanco con el que se da la bienvenida en Tíbet.

La primera dama le transmitió “los saludos” del presidente francés, indicó el representante en Europa del Dalai Lama, Jampol Chosang.

La reunión con Kouchner fue anunciada en un primer momento y después anulada por “razones de agenda” del ministro.

El Dalai Lama denunció el jueves la continuación de la represión china en el Tíbet en las páginas del diario francés Le Monde.

La presidencia francesa indicó el pasado 6 de agosto que Nicolas Sarkozy no recibiría al premio Nobel de la Paz en su visita a Francia. China, donde se celebran actualmente los Juegos Olímpicos, amenazó con “graves consecuencias” en las relaciones con Francia si Sarkozy recibía al líder tibetano.

En este contexto, la oposición socialista denunció la actitud del jefe del Estado para evitar tensiones con el régimen comunista chino.

Para el Partido Socialista (PS), el encuentro del viernes sólo fue “un parche tras el fracaso total de la diplomacia de Sarkozy en el tema chino”.

La organización Reporteros Sin Fronteras denunció la “mascarada” de la recepción en Francia del decimocuarto Dalai Lama, que en otros viajes internacionales fue recibido por el presidente estadounidense, George W. Bush, y la canciller alemana, Angela Merkel.

China acusa al Dalai Lama de intenciones separatistas, y se opone férreamente a cualquier recepción que suponga un reconocimiento político del dirigente religioso.

El Dalai Lama vive exiliado en India desde que China aplastó un levantamiento independentista en Tíbet en 1959.

La situación en Tíbet se convirtió en un espinoso tema internacional tras el estallido en marzo de manifestaciones en esa región, que según organizaciones de defensa de los derechos humanos fueron violentamente reprimidas, con un saldo de decenas de muertos, algo que China desmiente.

You must be logged in to post a comment Login