Recluyen en prisión a sacerdote pederasta en California

Los Angeles.- Luis Eduardo Ramírez, un sacerdote católico de origen mexicano fue sentenciado a seis meses de prisión inconmutables, tras confesar que intento abusar sexualmente de un menor en Santa Ana, California.

Ramírez nacido en la ciudad mexicana de Guadalajara, Jalisco, quien oficiaba en la iglesia de Santa Ana, California, se declaró culpable ante la fiscalía para evitar un prolongado y costoso proceso judicial en una corte a 80 kilómetros al sur de Los Angeles.

El sacerdote aceptó haber llevado a un joven de 17 años a la habitación de un motel en Anaheim, donde después de darle a beber tequila intento tocarlo físicamente, en enero pasado.

Ramírez fue arrestado el pasado 8 de enero, cuando salía de la parroquia de Nuestra Señora del Pilar en Santa Ana, donde se desempeñaba como director juvenil de la iglesia.

“La víctima y su familia han sido abusados por alguien en quien ellos confiaron y era una persona de su fe religiosa”, dijo Lance Jensen, juez de la Corte Superior del Condado de Orange al emitir la sentencia contra el sacerdote.

Ramírez admitió los cargos menores de robo y asalto a cambio de que el fiscal le retirará las imputaciones de suministrar alcohol a un menor, delincuencia e intento de molestar a un menor.

El sacerdote que de joven ingreso a los seminarios en Oxnard y Sufren, Nueva York y ordenado al llegar a Santa Ana en el 2003, ha sido removido de la parroquia y se le prohibió realizar actividades hasta que su caso sea revisado por la Diócesis de Orange.

Además de la sentencia de seis meses inconmutables, Ramírez deberá cumplir una libertad condicional de tres años por haber sido detenido al conducir en estado de ebriedad en el condado de Orange, en el 2006.

El juez no incluyó a Ramírez en la lista pública de violadores sexuales, pero si lo obligó a someterse a un tratamiento psicológico y permanecer distante de cualquier menor de edad sin la presencia de otro adulto; abstenerse de tomar alcohol y pagar la consejería a su víctima.

En el 2004, la Diócesis de Orange pago cien millones de dólares a 90 víctimas de padres pederastas, mientras que la de Los Angeles indemnizó con 660 millones de dólares alrededor de 500 perjudicados por abuso sexual en 2007.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login