Gary Glitter: de destellante estrella del rock a “persona non grata”

LONDRES (AFP) – A sus pies tuvo fama, fortuna y un público que compró más de 18 millones de sus discos, pero Gary Glitter, estrella del rock en los años 1970, ahora sólo es una “persona non grata” en varios países, sobre todo en el suyo, Gran Bretaña, que lo considera “una vergüenza nacional”.

Expulsado el martes de Vietnam tras cumplir una condena por abuso de menores y luego de Tailandia, la ex estrella, de 64 años, partió de Bangkok rumbo a Londes, anunció el jueves por la noche el ministerio británico de Relaciones Exteriores.

“Puedo confirmar que está volando hacia Londres”, dijo a la AFP un portavoz del ministerio.

El ex rockero había preferido viajar el miércoles de la capital taliandesa a Hong Kong que volver a su país natal. Pero la ex colonia británica, actualmente bajo administración china, también le cerró las puertas, por lo que voló de regreso el jueves a Bangkok que, a su vez, le denegó la entrada.

“Glitter, el hombre más indeseado del mundo”, tituló el jueves el diario The Sun, el más popular en Gran Bretaña.

El ministerio británico de Relaciones Exteriores indicó el jueves que no sabe cuándo el cantante regresará a su país, donde el ministerio del Interior ya anunció que lo pondrá inmediatamente “bajo control”.

Lejos, muy lejos, está el fervor que provocaba el rockero, cuando aparecía en los escenarios del mundo ataviado con trajes de lentejuelas, zapatos de tacón alto, escandalosos maquillages y flotante cabellera.

Lejos también están el glamour y el brillo que acompañaban a Glitter, cuyo nombre en los escenarios quiere decir justamente “brillo”, y uno de cuyos éxitos fue -y sigue siendo- “I’m The Leader Of The Gang (I Am)” (“Soy el líder de la banda (Soy)”.

Tras casi tres años en la cárcel Thu Duc, en el sur de Vietnam, donde fue sentenciado por haber abusado de dos niñas de 10 y 11 años de edad, la ex estrella del rock es ahora un viejo demacrado, de pelo ralo y salud deteriorada.

Viaja ahora bajo su verdadero nombre -Paul Francis Gadd- siempre perseguido por los reflectores de los fotógrafos, que transmiten imágenes que aparecen en primera plana, acompañando titulares que hablan de su ignominia y su caída.

Los diarios recuerdan que Gadd nació en 1944 en Banbury, cerca de Oxford, a una hora de Londres, y que en su adolescencia empezó a buscar la fama como cantante, escribiendo canciones e inventando un personaje extravagante y provocador.

Saltó a la fama cuando una de sus canciones, “Rock and Roll (Parts One and Two)”, se situó en la lista de los diez primeros éxitos musicales en Estados Unidos y Gran Bretaña.

Pero el brillo de esos años pronto se desvaneció. A finales de la dorada década del 70, Glitter había ya perdido algo de su destello: estaba divorciado, en bancarrota, luchando contra el alcoholismo y casi retirado de los escenarios.

En los años 80 y 90 regresó ocasionalmente a los escenarios, se desintoxicó y volvió a gozar de la celebridad.

Pero en noviembre de 1997 el cantante fue detenido en Gran Bretaña por almacenar material pedófilo en su ordenador y cumplió una condena de cuatro meses.

Glitter poseía 4.000 fotos de niños, “imágenes del tipo más odioso que puede haber”, indicó el juez durante el proceso.

A la luz de esas revelaciones, sus actos provocadores en los escenarios y las letras groseras de sus canciones suscitaron sólo repudio entre el público.

Glitter dejó Gran Bretaña, y vivía lujosamente de sus derechos de autor estimados en unos 200.000 dólares al año.

Los periodistas lo descubrieron viviendo en España, tras lo cual se fue a Cuba y después al sudeste asiático.

Fue expulsado de Camboya en 2003 por acusaciones de pedofilia y se mudó a Tailanda y luego a Vietnam, donde fue arrestado por acusaciones de que había abusado de dos niñas.

Su detención en Ho Chi Minh Ville (sur), su juicio y su condena a prisión en Vietnam se convirtió en un emblema de los intentos de

You must be logged in to post a comment Login