Divertirse, la clave común del éxito de Phelps y Bolt

PEKIN (AFP) – El estadounidense Michael Phelps y el jamaicano Usain Bolt tienen en común que son los mejores del mundo en sus respectivas disciplinas deportivas, son jóvenes (23 y 21 años), y comparten una clave mágica, que es divertirse con lo que hacen.

El nadador, que con ocho medallas de oro olímpico superó el récord (siete) de su compatriota Mark Spitz en Múnich-1972, tras su hazaña comparó su camino en los Juegos nada menos que con una montaña rusa.

“Mi participación en los Juegos sólo ha sido una montaña rusa, no ha sido más que diversión. Lo más importante es como dije ayer, que nada es imposible, sólo se necesita imaginación”, afirmó el fenómeno de Baltimore.

Pero, para imaginar hay que soñar, y a la hora de hacerlo, el nadador no tiene límites y apunta lo más alto posible.

“Realmente (su éxito) demuestra que sin importar el objetivo que uno se proponga, cualquier cosa puede suceder, todo es posible si uno sueña”, dijo la víspera de su logro inédito. “Bob (Bowman, su entrenador) me dijo ‘sueña grande, tan grande como puedas'”, había añadido.

No es casual, pero el velocista jamaicano Usain Bolt también afirmó que divertirse y disfrutar es la clave del éxito que obtuvo en estos Juegos Olímpicos, en los que se impuso en todas las pruebas que disputó, batiendo tres records mundiales.

“Muchos chicos se me acercaron y me dijeron que los había inspirado y yo les aconsejé que tienen que estar relajados. Hay que disfrutar con lo que uno hace”, afirmó tras su increíble triplete.

Bolt ha sumado oros y records en las pruebas pequinesas de los 100 metros (9.69), 200 metros (19.30) y en relevos 4×100 metros (37.10).

“Estas cosas pueden cambiar mi vida, pero yo no cambiaré (…) Cuando disfruto, me sirve para concentrarme. Todavía me divierto. Soy joven. El atletismo es lindo y hay que disfrutarlo”, agregó.

Así como insistió una vez más en que para ser feliz uno tiene que disfrutar con su trabajo. Y él lo hace sin lugar a dudas.

“Es como en un trabajo. Si no disfrutas, no tiene sentido que lo hagas. Disfruto con mi trabajo y lo amo. Algunas veces piensas en dejar de entrenar porque es duro. Pero eso hace el éxito más sabroso al haber trabajado tanto”, explicó.

Y, cuando el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, lo críticó por su actitud, que considera histriónica y de falta de respeto a sus rivales, el caribeño le recordó que “yo soy un miembro del espectáculo y sólo trato de que la gente disfrute”.

Para después insistir en que se divierte mucho con lo que hace. “Es bueno divertirse. Este es mi trabajo. Sería una pena que uno trabaje y no se divierta en lo que hace. Yo soy así y no voy a cambiar”, le retrucó al belga.

Pero la palabra diversión tiene su raíz etimológica en la palabra latina ‘diversum’, que es el superlativo de ‘divertere’, que no significa otra cosa que alejarse, y Phelps y Bolt también tienen en común la maniática costumbre de distanciarse de sus rivales.

You must be logged in to post a comment Login