Capta libro de diseño el mundo que encierra el Mercado de Sonora.

Por Ma. del Carmen Varela

México, 25 Ago (Notimex).- Interesados en la cultura popular, el
diseño artesanal pero también en la magia de un mundo construido a
partir de pócimas y oraciones, Kurt Hollander y Adam Wiseman crearon
“Sonora, Magic Market, Mexico City”, un registro preciso del famoso
mercado capitalino, receptáculo de creyentes y marginados.

En entrevistas por separado, ambos creadores coincidieron en que
se trata de un libro de diseño que incluye trabajo documental y
visual que si bien satisface la curiosidad va más allá porque parte
del estudio de un mundo que todos parecen conocer pero nadie había
registrado.

El neoyorkino Kurt Hollander, autor del volumen, explicó a
Notimex que para él se trata de un legado cultural que viene desde
los tiempos preshipánico, colonial, revolucionario y
postrevolcionario, hasta estos días.

Un sitio que reúne a todas las corrientes de la religión el
espiritualismo, y que lo mismo ofrece remedios caseros, que hacen las
veces de medicina alternativa; que pócimas, oraciones, velas y yerbas
que siguen respondiendo a las necesidades de un sector de la gente en
esta mega ciudad.

Es todo un mundo, añadió, que reúne a una gama de creencias bajo
un sólo techo, lo cual es muy raro en un país tan pluricultural como
México.

Al mercado de Sonora llega gente de todos los estratos de la
sociedad, aunque ciertamente, dijo, está enforcado a la gente
marginada y pobre que no puede ir a médicos porque no tiene dinero o
que ya no es recibida en la iglesia, porque no los reconoce por ser
homosexuales o prostitutas.

Lo cierto, agregó Hollander, es que es una opción para quien
busca ayuda en cosas básicas como hacerse de dinero, amor y salud.

Aunque no es supersticioso, el editor aclara que sí cree que los
productos tienen mucho valor curativo cuando la gente así lo cree y
hace todo el ritual, porque desde su percepción, sólo ir al mercado
ya es una experiencia como la de entrar a un iglesia, donde te queda
la impresión de haber estado cerca de un poder espiritual muy fuerte.

El libro, añadió, está apoyado en estudios antropológicos,
entrevistas con la gente que acude allí, pero también de textos
relacionados con todo lo que ahí convive, desde la santería, hasta
los chamanes y curanderos.

Inquirido sobre si cambió su percepción del fenómeno tras la
investigación, comentó que se ha dado cuenta de que se trata de un
asunto más complejo de lo que parecía, y ha comprendido cómo es que
este mundo funciona un poco como la medicina alternativa, que
resuelve los problemas de cierto grupo social.

También sobre su trabajo en este volumen, Adam Wiseman,
fotógrafo independiente en Nueva York, comentó que fue toda una
experiencia por lo que implica sumergirse en ese místimo mundo.

Al principio, dijo, fue un interés vinculado con el arte popular
que les atrajo por su sencillez y al mismo tiempo por esa milenaria
atracción del quehacer heredado de generación en generación. Las
etiquetas, los frascos, todo lo que ves conforma un todo que tiene
impregnada la estética de este país.

Por eso, añadió, la idea fue que los productos fueran
protagónicos, así que empezó con un poco de ambientación del mercado,
para orientar al lector; luego, el resto del libro presenta a los
productos en fondo blanco para que hablen por sí mismos.

Su experiencia además sí lo hizo cambiar en alguna medida su
percepción del fenómeno, pues aunque no se define como supersticioso,
al final de la investigación y las tomas fotográficas acudió a un
remedio y oraciones “para levantar el trabajo”, las cuales, sostuvo,
sí le funcionaron.

Kurt Hollander reside en México desde 1989, fecha desde la cual
ha destacado como autor y editor de libros. Entre sus publiaciones
destaca “El super”, otro libro de diseño sobre productos mexicanos,
editado por RM.

Además, ha sido guionista, director y productor de la película
“Carambola” donde actuaron Diego Luna, Jesús Ochoa y Roberto Cobo.
Actualmente c

You must be logged in to post a comment Login