Ingrid Betancourt será recibida por el Papa el 1 de septiembre

CIUDAD DEL VATICANO (AFP) – La franco-colombiana Ingrid Betancourt, liberada el 2 de julio pasado en Colombia tras seis años secuestrada por las FARC, será recibida por el papa Benedicto XVI el próximo 1 de septiembre, indicó este lunes la oficina de prensa del Vaticano.

La ex rehén franco-colombiana será recibida en la residencia veraniega de los papas, en Castelgandolfo, a unos 30 km de Roma, donde el jefe de la Iglesia católica suele conceder contadas audiencias.

Pocos días después de su espectacular liberación, Betancourt anunció que el Papa estaba dispuesto a concederle una audiencia tras haber recibido un mensaje de felicitaciones del pontífice.

En el mensaje, el Papa se alegraba por la “buena noticia” que significaba su liberación, que consideraba “una señal positiva para lograr la libertad de todos los rehenes” en poder de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Betancourt permanecerá del 1 al 3 de septiembre en Italia. También será recibida por el presidente de la República, Giorgio Napolitano, el canciller Franco Frattini y el presidente de la Cámara de Diputados, Gianfranco Fini.

Ferviente católica, la ex rehén estima que el operativo del Ejército colombiano que le permitió recuperar la libertad estuvo protegido por Dios y la Virgen.

“Estoy convencida que mi liberación es un milagro de la Virgen”, enfatizó Betancourt entonces.

En numerosas ocasiones el Papa se ha pronunciado a favor de la paz en Colombia y por la liberación de los “secuestrados” así como por el cese de la “violencia” en ese país sudamericano.

En febrero pasado, la madre de Betancourt, Yolanda Pulecio, fue recibida en el Vaticano por el Papa, al que le pidió que rezara por la liberación de todos los secuestrados en Colombia.

El pedido de la madre de Ingrid Betancourt al Papa fue hecho al término de la audiencia general de los miércoles que se celebra en la sala Pablo VI del Vaticano.

Según fuentes diplomáticas, la ex rehén colombiana deberá reunirse con miembros de la comunidad católica italiana de San Egidio, así como con varios exponentes políticos que organizaron numerosas manifestaciones de solidaridad y actos simbólicos para pedir su liberación.

La ex rehén viajará también a Florencia (centro de Italia), donde le concederán la ciudadanía de honor de esa ciudad administrada por la izquierda. En Roma tiene previsto ofrecer una conferencia de prensa.

You must be logged in to post a comment Login