Nada terrible ocurrirá si OTAN rompe relaciones con Rusia: Medvedev

Moscú.- El presidente ruso Dmitri Medvedev descartó el lunes que a su país le pueda ocurrir algo “terrible” si la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) rompe relaciones con Moscú en represalia por la intervención rusa en Georgia.

“La OTAN está más interesada en el desarrollo de la cooperación y no la Federación rusa. Si a ellos no les interesa esa cooperación, eso no será nada terrible para nosotros. Aceptaremos cualquier decisión, incluso la ruptura total de las relaciones”, dijo Medvedev.

La advertencia del jefe del Kremlin fue hecha durante un encuentro en el balneario ruso de Sochi con el embajador ruso ante la OTAN, Dmitri Rogozin, convocado a Moscú para consultas tras el deterioro de las relaciones entre Rusia y la OTAN, según la agencia Novosti.

El mandatario ruso destacó que una decisión de este tipo sería difícil, pero que los lazos con la alianza atlántica habían “empeorado bruscamente” como resultado del conflicto con Georgia por Osetia del Sur.

La semana pasada, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, aseguró que Moscú “no cerrará las puertas” a la cooperación con la OTAN, pese al apoyo a Georgia durante y después del conflicto en Osetia del Sur.

“Rusia no necesita más a la OTAN de lo que ella nos necesita a nosotros. La cooperación debe ser mutua”, afirmó Lavrov, quien subrayó que la ayuda de Rusia es crucial para la alianza atlántica.

“Todo depende de las prioridades de la OTAN: si la prioridad es el apoyo al régimen del presidente georgiano, Mijail Saakashvili, en perjuicio de la asociación con Rusia, eso no es culpa nuestra”, dijo.

Rusia firmó en abril pasado un acuerdo con la alianza para facilitar el tránsito a través de su territorio de material civil y militar con destino a la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán.

Las relaciones entre Rusia y la OTAN se deterioraron el pasado 7 de agosto cuando Georgia lanzó una ofensiva en Osetia del Sur para recuperar el control de esa región separatista, provocando la intervención de las tropas rusas.

Rusia envió a la región casi 10 mil militares para reforzar el contingente de paz y proteger a los vecinos locales, muchos de los cuales tienen nacionalidad rusa.

La operación de imposición de la paz terminó el 12 de agosto y las partes implicadas acordaron con la mediación de Francia un plan para el arreglo del conflicto.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login