Editan libro-reportaje sobre “La reina del Pacífico”.

México, 25 Ago (Notimex).- El testimonio de una mujer que conoce
los rostros y hasta la psicología de algunos de los más importantes
capos mexicanos es recogido por el periodista Julio Scherer, en el
libro-reportaje “La reina del Pacífico”, que reproduce una serie de
entrevistas hechas a Sandra Dávila.

Prácticamente aislada en el penal femenil de Santa Martha
Acatitla, la llamada “Reina del Pacífico” habló con el periodista de
cómo es la vida dentro del mundo del narco y lo que para ella ha sido
nacer, crecer y vivir en ese círculo.

Publicado por Grijalbo, el libro ofrece relatos en los que se va
armando un rompecabezas de testimonios e investigación, que dan
cuenta de las experiencias de esta mujer y sus relaciones con grandes
capos y narcopolicías.

Con el particular estilo de Scherer, Dávila, cuyo sobre nombre
surgió en el juzgado donde compareció a raíz de su detención, revela
poco a poco las entrañas de ese infierno y también su intimidad.

La investigación de Scherer parte del expediente judicial donde
se ahonda sobre la vida personal de Sandra Dávila, la mujer-mito del
narco mexicano. Su madre pertenece a una familia sinaloense de narcos
y la DEA la acusa por tráfico aéreo de droga a Estados Unidos.

En el nudo familiar de Sandra Dávila se encuentran Miguel Angel
Gallardo, capo legendario, los Arellano Félix, los Beltrán Félix y
los Beltrán Leyva, todos ellos dedicados al narco desde hace tres
décadas.

A lo largo de las entrevistas, Dávila da fe de las cuentas
bancarias, los autos costosos (dos BMW y una camioneta Lobo, entre
ellos), las crecidas sumas de dólares en efectivo y de 179 joyas de
gran valor, y propiedades en Sonora.

También expresa toda su rabia al sentirse usada con fines
publicitarios por un sistema corrupto: “soy narcotraficante por
decisión de los que mandan, mi hijo también será narco, si así
conviene al poder”.

Describe, uno a uno, a los grandes capos sinaloenses, contando
muchas historias sobre ellos, al mismo tiempo que hace un retrato de
primera mano acerca de sus personalidades.

“No le temo a la vida que he vivido y por eso la hago pública”.
“Ahora tropiezo con las paredes de mi celda entre la depresión y el
ánimo, medio muerta y medio viva, caída y vuelta a levantar”, acota
Dávila en el libro.

Julio Scherer García realizó estudios de Filosofía y Derecho.
Ingresó en 1946 al periódico Excélsior, donde fue reportero de la
fuente política, jefe de información, auxiliar de la dirección y
director general (1968-1976). Fue fundador de Plural (1971), revista
que dirigió Octavio Paz.

En 1976 fundó la revista Proceso, que dirigió por 20 años. Entre
las distinciones que ha obtenido están el premio Maria Moors Cabot en
1971; periodista del año por la Atlas World Press Review de Estados
Unidos en 1977, y recibió el premio Manuel Buendía en 1986.

Rechazó el Premio Nacional de Periodismo en 1998. En 2002 le fue
otorgado el Premio Nuevo Periodismo, de la Fundación Nuevo Periodismo
Iberoamericano. En 2006 fue nombrado doctor honoris causa por la
Universidad de Guadalajara.

Es autor de “La piel y la entraña” (1965); “Los presidentes”
(1986); “El poder. Historias de familias” (1990); “Salinas y su
imperio” (1997); “El perdón imposible” (2005) y “La pareja” (2006),
entre otros libros.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login