Fábrica de Barbie gana en la corte a Bratz, la muñeca que conquista niñas

LOS ANGELES (AFP) – El fabricante estadounidense de juguetes Mattel, creador de las Barbie, ganó una batalla judicial el martes contra su rival MGA Entertainment que fabrica las Bratz, creadas por un diseñador de muñecas que pasó por ambas compañías y que detonó el juicio por derechos de autor.

Un comunicado del presidente de Mattel Inc. confirmó el martes que un jurado de California otorgó al gigante de los juguetes una indemnización de 100 millones de dólares en daños, en el caso por violación de derechos relacionado con la franquicia de las muñecas Bratz.

“Mattel ha continuado este caso sobre todo por principio. Tenemos una obligación con nuestros empleados y con nuestros accionistas para defendernos contra los competidores que se han involucrado en prácticas injustas de negocio contra nosotros”, dijo el presidente de Mattel Bob Eckert.

Agregó: “En una primera fase del juicio, el jurado halló que MGA y su presidente, Isaac Larian, actuaron de forma ilegal contra Mattel. El jurado también encontró que Carter Bryant, ex diseñador de Mattel, creó los diseños Bratz mientras era empleado de Mattel”, señaló Eckert.

“Bajo la decisión de la corte, estos derechos relacionados con las Bratz son propiedad de Mattel”, apuntó el comunicado del gigante multinacional de los juguetes, cuya creación estrella ha sido la Barbie.

Al origen de este conflicto se encuentra el nombre de Carter Bryant, un diseñador de muñecas al que acusan de haber ideado estas mujercitas más bajitas que las Barbie cuando aún trabajaba para Mattel y que luego partió a la fábrica rival con sus bocetos bajo el brazo.

El pasado 18 de julio, un jurado del tribunal federal del distrito centro de California había dado la razón a Mattel, que reinvidicó que el diseñador Bryant había desarrollado la muñeca Bratz mientras todavía era empleado de Mattel.

Como telón de fondo de la guerra judicial de fabricantes de muñecas, destacan las ventas fabulosas de las Bratz, lanzada por MGA en 2001, y que fue tan exitosa que se convirtió rápidamente en una seria competencia para Barbie, con una cifra de negocios anual superior a 1.000 millones de dólares.

De esta forma la espigada y curvilínea Barbie fue desplazada en los anaqueles de las jugueterías por las Bratz, unas muñecas cabezonas, bajitas, de ojos grandes y de vestir muy sexy.

Según analistas económicos, los problemas de la estrella de Mattel se remontan a 2000 y 2001, pero fue desde 2005 cuando la Barbie empezó a bajar su poder de ventas en un 13% anual, de acuerdo a portavoces de la casa de corretaje Harris Nesbitt.

Ya en 2006, Hal Diamond, analista de Standard and Poor’s, había señalado que Barbie “quizá se ha debilitado definitivamente por la competencia sostenida de Bratz”.

Las fabricantes de ambas muñecas tienen su sede en California (oeste): las Bratz fueron lanzadas en 2001 por MGA Entertainement, pequeña sociedad que empleaba entonces a 550 personas frente a las 25.000 que trabajaban en Mattel.

En julio pasado, el grupo Mattel anunció que su beneficio bajó a la mitad en el segundo trimestre por un aumento de sus costos y una caída de las ventas de las muñecas Barbie.

La batalla en el terreno judicial entre los hacedores de las dos líneas de muñecas promete continuar, ya que si bien en una primera fase Mattel logró que se le reconociera que hubo violación de derechos de autor por parte de MGA Entertainment y el martes se le fijó una indemnización monetaria, el presidente de la multinacional Bob Eckert, aseguró en su comunicado que continuarán peleando en nombre de la “justa competencia”.

You must be logged in to post a comment Login