Ofrecerá “The Aluminum Show” una experiencia futurista en Guanajuato

* Habrá baile, humor, acrobacia y la imaginación del artista israelí Ilan Azriel.

México, 26 Ago (Notimex).- Con la firme idea de proporcionar al
público del 36 Festival Internacional Cervantino una experiencia
futurista única, donde se amalgaman baile, energía, humor, acrobacia
e imaginación, el artista israelí Ilan Azriel ofrecerá su creación
“The Aluminum Show” el 10 de octubre, en la explanada de la Alhóndiga
de Granaditas.

Durante una conferencia de prensa ofrecida desde Israel y
hablada en hebreo, Azriel mencionó que la docena de bailarines que lo
acompañan en el escenario, así como los músicos instrumentistas que
hacen posible que el espectáculo suene, han madurado “The Aluminum
Show” durante los últimos cinco años, con presentaciones en todo el
mundo.

“Hemos presentado el espectáculos en Rusia, Nigeria, Escocia,
Francia, Inglaterra, Macao, Portugal y Estados Unidos, entre otras
naciones de América, Europa, Asia y Africa. Después de nuestras
presentaciones en el Festival Cervantino, viajaremos a Holanda”,
comentó.

El espectáculo, dijo, tiene una universalidad absoluta y puede
ser captado y comprendido por niños, adultos, ancianos y todo tipo de
espectador sin importar su edad, sexo o nacionalidad, “es apto y
agradable para ciudadanos de Israel, Canadá, Macao o México”.

Lo cierto es que el frío metal y sus materiales derivados cobran
vida al combinarse con la acción humana en “The Aluminum Show”, unión
de efectos especiales de última generación salpicados con rutinas
bañadas de mucha imaginación.

El israelí, quien ideó este espectáculo mientras jugaba con un
tubo de aluminio corrugado, explicó que “cuando tomé un trozo y lo
introduje en mi mano, como si fuera el cuerpo de un títere, comencé a
moverlo de un lado a otro, realicé contorsiones y le di distintas
formas”.

Ese fue el punto de partida para soñar con proyectar en un
escenario, esas diminutas figuras a escala humana, convirtiendo al
aluminio en el protagonista de la obra.

Al mismo tiempo, conforme maduró el espectáculo, agregó, fue
otorgándole vida a los objetos más inesperados, haciéndolos bailar al
ritmo de la luz y la música, que va desde la lírica hasta la tecno.

En 2003 nació este espectáculo, una combinación de distintos
géneros artísticos que se conjugan en un show de música, juegos
lumínicos y bailes.

Sigue
Ofrecerá “The Aluminum. dos. bailes.

Su creador y director logró una singular dinámica en el
escenario, con tubos de aluminio o de materiales derivados del mismo
metal, de diferentes tamaños y formas.

Para consumar su idea contó con la colaboración de Yuval Kedem,
un experto en diseño y efectos especiales de Israel, según destacó él
mismo durante la conferencia a distancia.

“El aluminio es un material frío al que decidimos darle vida”,
aseguró Azriel, director de su propia compañía de arte escénico, tras
señalar que “la idea es combinar la acción humana con el metal y sus
derivados”.

Esto se logra con una sucesión de cuadros que muestran qué tan
lejos llega la creatividad aplicada a piezas poco emparentadas con el
arte y la música, con los tubos de aluminio.

De esa forma, recurre a efectos que van desde un encantador de
serpientes hasta marionetas y muñecos sin cabezas, sin faltar
contorsiones, escenas de seducción entre dos cuerpos y la proyección
dislocada de figuras sobre la platea. El trasfondo subyace en que uno
de sus objetivos es comunicarse mediante un idioma universal, sin
usar palabras.

Ilan Azriel, quien dedicó el tiempo necesario a los medios de
comunicación mexicanos, recordó que tenía 25 años cuando creó este
espectáculo sobre la base de su experiencia como bailarín en el Inbal
Dance Theatre, de Tel Aviv, y en el Kibbutz Contemporary Dance
Company, así como su trabajo en espectáculos de teatro, títeres en
tamaño real y exhibición de máscaras y otros objetos.

“Me di cuenta de que el aluminio es un material que nos rodea y
lo podemos encontrar en todos los lugares,

You must be logged in to post a comment Login