Padres involucrados en etapa adolescente de sus hijos

CHICAGO, IL. (ConCiencia) – Una pubertad precoz y unos padres desentendidos de la crianza de sus hijos parecen conllevar a comportamientos más agresivos en las adolescentes, según un estudio publicado en los archivos de pediatría y medicina adolescente del Journal of the American Medical Association, JAMA.

La pubertad precoz en las niñas está relacionada con problemas de conducta, delincuencia y abuso de sustancias. Sin embargo, muchos de estos problemas persisten a través de la adolescencia hasta entrar a la etapa de adultos jóvenes.

En un esfuerzo por mitigar los efectos negativos relacionados con una pubertad precoz, los investigadores se dieron a la tarea de averiguar qué efectos positivos podrían contrarrestarlos.

“Escuchar las dificultades de sus hijas y proveerles apoyo y aliento, los padres involucrados en la crianza de sus hijos pueden ayudarlas a lidiar con y calmar las emociones negativas que de otra forma se manifestarían como agresión”, dijeron los autores del estudio entre los que se encuentra Sylvie Mrug de la Universidad de Alabama.

Una de cada cuatro de las 330 niñas participantes del estudio había experimentado una maduración temprana, la cual se define como la presencia del periodo menstrual un año antes que el promedio de niñas pertenecientes al mismo grupo étnico.

Aquellas que maduraron a edad temprana presentaron una mayor tendencia a la delincuencia, pero no a la agresión. Dentro de este mismo grupo, las niñas que además presentaban falta de cariño, comunicación y conocimiento por parte de sus padres tendieron a ser más agresivas.

Las jóvenes que ingresan a una maduración temprana podrían estar en mayor riesgo de caer en un comportamiento agresivo o delincuente debido a que tienen mayores posibilidades de ser aceptadas y establecer relaciones sentimentales con muchachos mayores –quienes, a su vez, son más propensos a adoptar comportamientos riesgosos.

La solución, según este estudio, podría estar en casa. “El cariño y apoyo de los padres podría disminuir la susceptibilidad de las niñas púberes precoces hacia la influencia negativa de quienes las rodean”, concluyeron los investigadores.

You must be logged in to post a comment Login