Suman 590 los inmigrantes detenidos en redada en Mississippi

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos precisó el martes que fueron 590 los inmigrantes indocumentados detenidos el lunes en una redada en una fábrica de transformadores de Mississippi.

La redada es la mayor registrada en este país desde que en abril pasado fueron arrestados 389 inmigrantes en una fábrica de Iowa.

Entre los detenidos de la fábrica Howard Industries se encuentran inmigrantes de México, El Salvador, Guatemala, Panamá, Honduras, Brasil, Perú y Alemania, indicó la dependencia en un comunicado.

De los detenidos, 106 son elegibles para libertad temporal por razones humanitarias y siete indocumentados de 17 años de edad fueron remitidos a una oficina de refugiados.

Este grupo debe aún presentarse ante un juez que determinará si serán o no deportados, como el grueso de los detenidos que enfrentan faltas administrativas.

El ICE indicó que ocho de los inmigrantes serán procesados por cargos criminales ante la justicia de Mississippi, por el delito de robo de identidad.

La redada en la fábrica, ubicada en la localidad de Laurel, en el centro de Mississippi, forma parte de una investigación relacionada con falsificación de identidad y uso fraudulento de números de Seguro Social, entre otras faltas.

En un principio se había informado sólo de 350 detenciones, pero la nueva cifra confirma que ésta ha sido la mayor redada en Estados Unidos en los últimos meses.

Michael Holt, agente investigador del ICE en Nueva Orleans, dijo que las detenciones forman parte de “un esfuerzo continuo a nivel nacional para frenar el imán del empleo que alimenta la inmigración illegal”.

Los detenidos fueron entrevistados, se les tomaron las huellas digitales, fueron fotografiados y ahora son procesados para su deportación.

Unos 475 inmigrantes fueron transportados a una cárcel del ICE en Jena, en el estado de Louisiana, donde esperarán la resolución de sus casos.

Según el comunicado del ICE, los inmigrantes fueron sometidos además a examen médico para determinar si necesitaban algún cuidado especial, mientras que las autoridades consulares de sus países fueron informadas de las detenciones.

La empresa Howard Industries se deslindó de responsabilidad al afirmar que seguía todas las normas posibles para verificar el estatus legal de sus empleados y llamó a sus trabajadores a reportarse a su labores de manera normal.

La redada se registra a unos meses de que el gobernador de Mississippi, Haley Barbour, firmó una ley que obliga a las empresas con más de 250 empleados a usar un sistema nacional de verificación de estatus legal del Departamento de Seguridad Territorial.

Bill Chandler, de la Alianza por los Derechos de los Inmigrantes de Mississippi, calificó la redada de “inmoral” y dijo que el ICE provocó una gran crisis humanitaria para las familias de los detenidos.

“En algunos casos padre y madre han desaparecido en la redada del lunes y en otros casos algunas familias han quedado sin sustento”, denunció Chandler al diario Hattiesburg American de Mississippi.

Las redadas contra inmigrantes indocumentados se han agudizado en centros de trabajo de todo el país en los últimos meses, acciones que el gobierno estadunidense justifica como parte de su lucha contra la inmigración ilegal.

Cifras del ICE indican que en 2008 unos tres mil 900 inmigrantes fueron detenidos por cargos administrativos y más de mil bajo cargos criminales.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login