Busca Rusia aliviar la tensión con Occidente por Georgia

Moscú.- El presidente de Rusia, Dmitri Medvedev, aseguró el sábado que su país busca conversaciones constructivas con la Unión Europea (UE) sobre la crisis con Georgia y se pronunció por el envío de más observadores europeos a esa ex república soviética.

Rusia ha estado tomando una serie de pasos diplomáticos en un aparente esfuerzo por aliviar la tensión con Occidente derivada de su conflicto con Georgia por las regiones de Osetia del Sur y Abjasia, cuya independencia unilateral fue reconocida por Moscú.

En una conversación telefónica con el primer ministro de Reino Unido, Gordon Brown, Medvedev promovió este sábado una “supervisión internacional imparcial” de la actuación del gobierno georgiano, según despachos de la agencia rusa RIA Novosti.

El mandatario ruso defendió una vez más su intervención militar en el conflicto entre Georgia y su provincia de Osetia del Sur y aseguró que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) podría confirmar las violaciones cometidas por Tbilis.

Rusia está “ejecutando por completo” el pacto de paz de seis puntos propuesto por el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y aceptado por los gobiernos de Moscú y Tbilisi a mediados de este mes, dijo Medvedev a Brown, refirió un comunicado del Kremlin.

El gobierno ruso reconoció a principios de esta semana la independencia de Osetia del Sur y Abjasia, en un hecho que desencadenó críticas y condenas de países occidentales que calificaron la decisión como “irresponsable”.

Tras el movimiento ruso, el Parlamento de Georgia aprobó por unanimidad una resolución que llevó al gobierno a terminar sus relaciones diplomáticas con Rusia, país con el cual sólo mantendrá un vínculo a nivel consular.

El conflicto comenzó el pasado día 7 de agosto cuando Georgia lanzó una ofensiva contra los separatistas de Osetia del Sur para retomar el control de esa región georgiana, que junto con Abjasia, declaró su independencia de facto en 1992 con el apoyo de Rusia.

En reacción a lo que consideró una “brutal agresión contra ciudadanos rusos”, Moscú puso en marcha un contraataque militar que dejó miles de muertos y desplazados, mientras Tbilis le acusó de lanzar una guerra contra la población civil georgiana.

Tras cinco días de enfrentamientos llegó el alto al fuego con el pacto de paz francés, aunque ambas partes se acusan mutuamente de iniciar el conflicto que será analizado en una reunión de emergencia de la UE, el próximo lunes en Bruselas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login