Gustav avanza por el Golfo de México hacia EEUU tras castigar a Cuba

PINAR DEL RIO, Cuba (AFP) – El devastador huracán Gustav avanza este domingo con vientos de 205 km/h por el Golfo de México rumbo a Nueva Orleans (sur de EEUU), tras dejar en Cuba heridos y destruir viviendas, cultivos e infraestructura vial.

Gustav, que a su paso por el Caribe dejó 85 muertos, bajó su fuerza a un ciclón de categoría tres en la escala Saffir-Simpson -de un máximo de 5- y su centro estaba 680 km al sureste de la desembocadura del río Mississippi a las 08H00 GMT, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), con sede en Miami.

El poderoso ciclón atravesó Cuba el sábado con vientos de 240 km/h, categoría 4, por la occidental provincia de Pinar del Río y salió por la localidad de Las Palmas, 100 km al oeste de La Habana, a las aguas del Golfo de México, en su ruta a las costas de Estados Unidos.

Las autoridades de la Defensa Civil no reportan muertos hasta ahora en Cuba, aunque sí heridos en pueblos costeros de Pinar del Río y del municipio de la Isla de la Juventud, por donde pasó el centro del ciclón, y de la provincia de La Habana, también castigada con fuertes vientos, inundaciones y penetraciones del mar.

Inundaciones, muros derrumbados, casas y vías dañadas o destruidas, árboles y tendidos eléctricos en el suelo, era el panorama desolador en algunos pueblos de Pinar del Río, Isla de la Juventud y La Habana.

Pero la magnitud de los destrozos apenas comenzará a verse este domingo. “Hay daños considerables. Es un momento muy difícil”, aseguró Olga Tapia, presidenta del Consejo de Defensa de Pinar del Río.

Más de 250.000 personas fueron evacuadas en todo el oeste cubano, sobre todo en pueblitos costeros de Pinar del Río como Carraguao (por donde entró el ojo del ciclón), Cortés, Bahía Honda y Candelaria, y en el sur de La Habana como el pueblito de Batabanó y Playa El Cajío.

Aunque las autoridades discontinuaron la alarma ciclónica, el occidente del país permanecía a oscuras, incluyendo Ciudad de La Habana, donde muchos árboles y postes quedaron en el suelo, al ser azotada con vientos fuertes y lluvias intermitentes.

La mañana de este domingo las radioemisoras llamaban a la población a mantenerse resguardados debido a que los efectos del ciclón aún provocaban lluvias en algunas zonas y marejadas en el litoral.

Gustav se movía este domingo a 26 km/h hacia el centro del Golfo de México y, según el NHC, es probable que recupere fuerza para tocar tierra el lunes con arrasadores vientos categoría 4, cerca de Nueva Orleans, devastada hace tres años por el huracán Katrina.

Desde el sábado, los habitantes de Nueva Orleans comenzaron a dejar la ciudad, en una evacuación dirigida por las autoridades preocupadas por no repetir los errores cometidos durante el paso de Katrina en 2005, que dejó unos 1.500 muertos.

“Esta es la madre de todas las tormentas”, dijo el alcalde de Nueva Orleans Ray Nagin, al ordenar vaciar la ciudad para el domingo y advertir que cualquiera que decida quedarse lo hará “por su cuenta y riesgo”.

Las campañas de los candidatos a la Casa Blanca, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, quedaron sujetas a los embates de Gustav, que tocaría tierra estadounidense en el momento en que estaba fijada para iniciarse en St. Paul (Minnesota, norte) la convención republicana.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, iba a hablar en la convención el lunes de noche, pero con la inminente llegada de Gustav no es seguro que se presente en St. Paul.

Pero antes de tocar la costa estadounidense, Gustav pasará por el campo petrolero del Golfo de México, donde Estados Unidos produce el 26% de su crudo y 11% de gas natural.

A su paso por el Caribe y rumbo a Estados Unidos, Gustav dejó al menos 66 muertos en Haití, 11 en Jamaica y ocho en República Dominicana, más miles de desplazados y destrozos en cultivos, viviendas, puentes y carreteras.

You must be logged in to post a comment Login