.Sobrevive el diseño y la arquitectura de Eero Saarinen. Se cumplen 47 años de la muerte del arquitecto de origen finlandés.

México, 31 Ago (Notimex).- Autor del centro “General Motors”, el
arquitecto finlandés naturalizado estadounidense Eero Saarinen, quien
es reconocido como uno de los arquitectos más destacados de mediados
del siglo XX por el eclecticismo de su obra, murió el 1 de septiembre
de 1961.

Nacido el 20 de agosto de 1910, en Kikkonummi, Finlandia,
Saarinen inició sus estudios de escultura en la Academia de la Grand
Chaumiére de París, Francia, pero en 1923 emigró a Estados Unidos,
donde se recibió como arquitecto por la Universidad de Yale.

Naturalizado estadounidense, el diseñador recibió una beca para
viajar nuevamente a Europa, lugar en el que permaneció dos años. A su
regreso fue profesor de arquitectura en la Academia de Arte
Cranbrook.

En 1937 comenzó a diseñar muebles, en colaboración con su socio
Charles Eames, que fueron objeto de premios de parte del Museo de
Arte Moderno de Nueva York. Posteriormente diseñó también muebles
para la compañía Knoll, que se convirtieron en clásicos.

Proyectó el multipremiado monumento “Jefferson National
Expansion Memorial” (1964), formado por un arco en acero inoxidable
de casi 200 metros de altura.

Como arquitecto trabajó en el estudio de su padre hasta la
muerte de éste. Sus proyectos más importantes los realizó a partir de
la Segunda Guerra Mundial.

Su mayor encargo fue el centro “General Motors” (1948-1957), en
Warren, Michigan (Estados Unidos), un recinto con cinco pabellones en
los que el diseñador incluyó ladrillos tejidos en varios colores y
escaleras de fantasía.

Famoso por sus diseños de líneas curvadas, la labor
arquitectónica de Saarinen comenzó a partir de estructuras
rectilíneas en acero y cristal del “International Style”.

Pronto evolucionó hacia formas más libres de construcción
iniciadas por Pier Luigi Nervi, Le Corbusier y otros arquitectos de
principios del siglo XX.

En la década de los 50 realizó diversas estructuras cubiertas
con cúpulas muy espectaculares, como el auditorio “Kresge”, en el
Instituto de Tecnología de Massachusetts (1955) y el “Ingalls Hockey
Rink” (1959).

Su máxima brillantez creativa la alcanzó con la terminal de la
compañía aérea TWA, en el aeropuerto internacional Kennedy, de Nueva
York, terminada en 1962.

En sus planos para el Aeropuerto Internacional de Dulles,
acabado en 1963, introdujo el nuevo concepto de sala de embarque, que
cubrió con un tejado de losas de hormigón suspendidas por una serie
de cables.

De acuerdo con sus biógrafos, Eero Saarinen prefería construir
edificios institucionales, pues su único rascacielos, el de la CBS,
concluido en 1965, fue el primero en Nueva York realizado en hormigón
armado.

El destacado diseñador, quien de manera póstuma recibió la
Medalla de Oro del Instituto Americano de Arquitectos, murió el 1 de
septiembre de 1961 en Ann Arbor, Michigan.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login