Atribuye Ingrid Betancourt "un milagro su superviviencia"

Por Andrés Beltramo Alvarez.

Ciudad del Vaticano.- Conmovida y emocionada Ingrid Betancourt relató el lunes por primera vez a la prensa el “milagro de Cristo” que le permitió ser liberada de su cautiverio de seis años en manos de las FARC, y negó aspirar a un cargo de elección popular.

En una conferencia la ex candidata presidencial de ese país compartió la historia que también había narrado a Benedicto XVI sobre cómo ella, poco antes de lograr la libertad, había firmado una especie de “pacto” con Cristo.

Recordó que el 1 de junio pasado, el mes previo a la acción del ejército que la arrebató de manos de sus captores, escuchó en una radio católica la historia de las revelaciones del Sagrado Corazón de Jesús a una santa.

“Entonces yo recé y le pedí a Cristo que me diera una señal, no para mi liberación sino para saber cuándo será el día en que deje el cautiverio y así poder aguantar hasta ese momento, que si eso pasaba yo iba a ser toda suya”, estableció.

El 27 de junio, cuatro días antes de su rescate, supo por un comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que una comisión humanitaria internacional visitaría a los prisioneros y algunos serían liberados.

“Entonces dije, señor estoy lista”, indicó. Esa comisión era sólo la fachada del grupo militar que finalmente la rescató y Betancourt supo que “el milagro” se había cumplido.

“El Papa me dijo: sí, sí, él le hizo el milagro porque usted supo pedir; no le pidió ser liberada sino le pidió cumplir su voluntad, le pidió saber el día para aguantar”, comentó emocionada la franco-colombiana.

Durante la rueda de prensa relató otros detalles de la audiencia privada que sostuvo por 25 minutos con Benedicto XVI este lunes en la residencia de verano de los pontífices, ubicada en la localidad de Castelgandolfo.

Aseguró que Ratzinger lleva “en su alma” el sufrimiento de todos los secuestrados y que sus oraciones están dedicadas a pedir por todos aquellos en esas circunstancias.

Como un “ser de luz” calificó al líder católico y añadió que haberlo encontrado (durante la reunión ella no siguió las reglas del protocolo y lo primero que hizo fue abrazarlo) fue el cumplimiento de un sueño.

En una ocasión en la selva por la radio también escuché su voz que pedía por ella públicamente y ese episodio –relató – tuvo un gran impacto psicológico sobre ella porque le hizo darse cuenta que no había sido olvidada.

En la conferencia con periodistas, que duró más de una hora, la voz de la ex política colombiana se quebró en cuatro ocasiones por la conmoción y en seis fue interrumpida por aplausos espontáneos de los presentes.

Confesó que otro momento importante fue cuando rezó con el obispo de Roma para que Dios toque la dureza de los corazones de los guerrilleros, los transforme para que en ellos pueda abrirse espacio a la reconciliación y el amor.

Abiertamente se dirigió a los líderes de las FARC, a quienes llamó “autistas” porque sólo se escuchan a sí mismos, y les pidió reflexionar porque el mundo quiere creer que en sus mentes existe lugar para las reflexiones humanas.

Con palabras firmes les recordó que ella los conoce “muy bien”, sus objetivos y métodos, además de exigirles dejar libres a todos los rehenes para buscar otros caminos políticos, respetuosos de la constitución y la democracia.

“Yo les reconozco su derecho a ser diferentes como espero ustedes reconozcan el nuestro a pensar distinto, si hay tolerancia entonces la paz es posible”, estableció.

Sobre su futuro descartó por el momento aspirar a cargos de elección popular en Colombia y también prefirió decir no a encargos internacionales, como el propuesto como embajadora cultural de la UNESCO, en París.

Aclaró que su misión, a partir de ahora, es ser “la voz de quienes no tienen voz” porque no descansará hasta lograr la liberación de todos los secuestrados en su país y más allá de las fronteras.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login