Denuncian que Rusia atacó con bombas de racimo en Georgia

Ginebra.- La investigadora de la División de Armas de la organización Human Rights Watch (HRW), Bonnie Docherty, denunció hoy que a menos de tres meses de que se adoptara la Convención contra Bombas en racimo, hay indicios de que Rusia las utilizó en varias regiones de Georgia.

“No cabe ninguna duda de que Rusia utilizó bombas en racimo en varias ciudades de Georgia”, declaró a la prensa la experta, quien afirmó que HRW tiene documentado el uso de estas armas durante el conflicto armado en Georgia. Enfatizó que Rusia no ha admitido el uso de este tipo de bombas, “pero tenemos pruebas que nos permiten afirmarlo”.

De acuerdo con el reporte de la organización los ataques perpetrados por el ejército ruso estallaron cerca de los poblados de Shindisi, Pkhvenisi, Ruisi y Gori. Hasta el momento se sabe de la muerte de 14 civiles y varios heridos al dispersarse las submuniciones de estas bombas.

Las bombas en racimo son armas que al caer se abren y liberan cientos de municiones de diversos tipos y alto poder explosivo. El peligro de estas armas sigue latente al terminar el conflicto armado ya que muchas bombas no estallan y el terreno queda minado.

La investigadora subrayó que estos ataques indiscriminados violan la Ley Internacional Humanitaria y muestran la evidencia de que su utilización irresponsable “son la norma y no la excepción”, pese a que recién 107 país adoptaron la Convención contra bombas en racimo.

Los investigadores de HRW, señaló Docherty, llegaron al área inmediatamente después de que los rusos cruzaron la frontera con Georgia.

Para identificar que hubo ataques con bombas en racimo estudiaron evidencia física, entrevistaron a víctimas, testigos, doctores y oficiales del gobierno y también examinaron fotos y videos tomados por otros civiles.

Los tipos de bombas en racimo que fueron utilizados, de acuerdo al reporte de HRW, son: PTAB 2.5 las cuales son lanzadas por aire y al estallar se dividen en 30 submuniciones.

El otro tipo de bombas encontradas, continuó la experta, corresponden al tipo M85 que son lanzadas por proyectiles terrestres que, a diferencia de otras, carecen de mecanismo autodestructor.

Asimismo, la experta destacó que las bombas en racimo han afectado las vidas y los bienes de los civiles de Georgia. Las submuniciones han contaminado los campos listos para las cosechas. Los campesinos, a pesar del riesgo, prefieren arriesgar sus vidas y cosechar, a quedarse sin comida y sustento.

Finalmente el reporte de HRW exhorta a los países a que adopten un acuerdo conjunto en diciembre en la Convención que se realizará en Oslo y se prohiba de manera absoluta el uso de bombas en racimo en los conflictos armados, ya que de haber existido, hubiera prevenido esta tragedia en Georgia.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login