Dos bisnietas de Richard Wagner dirigirán el festival de ópera de Bayreuth

BERLÍN (AFP) – Dos bisnietas del compositor Richard Wagner compartirán la dirección del festival de ópera de Bayreuth (sur de Alemania), anunció el lunes una fuente del consejo de administración del festival.

Katharina Wagner, de 30 años, y Eva Wagner-Pasquier, de 64, hermanastras, asumirán la herencia de su padre Wolfgang Wagner, de 89 años, que se retiró tras la edición del festival este año.

Este paso de poder fue avalado el lunes por la decisión casi unánime del consejo de administración del festival, tras mucho tiempo de rivalidad entre las dos hermanastras por la dirección de la “Colina verde”.

Sin embargo finalmente bajaron las armas y compartirán el poder, según el acuerdo que se tomó hace unos meses. “Estamos muy contentas”, declaró escuetamente Katharina Wagner, tras el anuncio de la decisión.

Los administradores rechazaron la candidatura alternativa, presentada también en dúo, por Nike Vagner, de 63 años, una prima de Eva y Katharina, y por el belga Gerard Mortier, que dirige actualmente la Ópera de París.

Las hermanastras tendrán que concretar la línea artística de Bayreuth, no muy clara los últimos años respecto a la elección de directores, y traer al “Festspielhaus” a las grandes voces wagnerianas que lo habían abandonado, como la soprano alemana Waltraud Meier.

Incluso sus detractores más virulentos admitieron que Wolfgang, que finalmente renunció a su puesto aunque se había autoproclamado director “de por vida”, había llevado a Bayreuth a ser lo que es.

Pero muchos observadores piensan que su largo reinado ha contribuido a fosilizar el festival, una institución en Alemania y en el mundo, que frecuenta asiduamente por ejemplo Angela Merkel y su esposo, y para el que conseguir una entrada es casi imposible.

Eva Wagner-Pasquier, a sus 63 años, es una “directora de ópera experimentada” -ha trabajado principalmente en Aix-en Provence (Francia), Londres y Nueva York-, subrayó el ministro bávaro de Cultura, Thomas Goppel.

De tan sólo 30 años, su hermanastra Katharina, nacida de un segundo matrimonio de Wolfgang, no tiene esta experiencia, e incluso recibió abucheos por algunas puestas en escena.

Pero ha sabido ser innovadora, organizando la primera retransmisión en directo por internet de una ópera desde Bayreuth, y una difusión gratuita en el exterior a través de una pantalla gigante que tuvo un gran éxito.

Quiere continuar en esta línea y promete óperas para niños y una academia para jóvenes talentos. También se ha comprometido con historiadores independientes a abrirles los archivos para investigar sobre el pasado nazi del festival.

Sin embargo las hermanastras han prevenido que no pretendían revolucionar el templo wagneriano. “Hasta 2015, todo está más o menos previsto. Nuestras ideas no son un secreto para nadie”, subrayó Katharina.

“No creo que el cambio se perciba muy rapidamente”, declaró Eva. “Puede que en dos o tres años”, añadió.

You must be logged in to post a comment Login