Gustav baja su intensidad y se precipita sobre Louisiana

Miami.- El huracán Gustav, que ya dejó más de 90 muertos en el Caribe, bajó a categoría dos y este lunes se precipitaba sobre el sur de Louisiana, Estados Unidos, obligando al desalojo de casi dos millones de personas ante el recuerdo de Katrina.

Gustav redujo su intensidad a categoría dos y vientos de 175 kilómetros por hora, mientras la pared de su ojo se adentra en la costa del sureste de Louisiana, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

A las 13:00 GMT el vórtice de Gustav se localizaba a 210 kilómetros sureste de Lafayette, y a 35 kilómetros al suroeste de Port Fourchon, en el litoral de la costa de Louisiana.

Bill Read, meteorólogo en jefe del CNH, dijo que una vez que el ojo de Gustav entre a tierra bajaría su intensidad con el paso del día, pero advirtió que el ciclón podría ocasionar una marejada “extremadamente peligrosa” de hasta cuatro metros de altura.

El poderoso meteoro obligó a otras decenas de miles de personas a huir de las costas de los estados sureños de Mississippi, Alabama y Texas ante el recuerdo de Katrina que en 2005 dejó mil 600 muertos en el área.

El aviso de huracán abarcaba desde Hig Island, en el sureste de Texas, hasta la frontera Mississippi-Alabama, incluyendo Nueva Orleans y Lago Ponchartrain.

Mientras que la alerta de tormenta se extendía del este de la frontera de Mississippi a una porción del suroeste de Florida.

En Nueva Orleans, el 90 por ciento de los casi 240 mil habitantes salieron de la ciudad, mientras la Guardia Nacional de Louisiana y la policía patrullaban las calles vacías para impedir saqueos, según informes policiales.

La tormenta podría traer consigo oleajes de hasta cuatro metros, ante lo cual el gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, advirtió que Nueva Orleans podría volver a ser inundada, como lo fue hace tres años con Katrina.

La inminente llegada de Gustav obligó al Partido Republicano a reducir el programa de su Convención, que inicia este lunes en Saint Paul, Minnesota.

En tanto, el candidato republicano a la presidencia, John McCain, y el presidente George W. Bush, decidieron acudir a la zona para apoyar actividades de emergencia.

Hace tres años con Katrina la administración Bush fue severamente criticada por la tardía reacción.

Desde el domingo Bush recibió información de la Agencia Federal de Administración de Emergencias y pidió a los residentes de áreas por donde podría pasar la tormenta que acaten las órdenes de las autoridades locales y desalojen sus viviendas.

La llegada del ciclón a la zona obligó al cierre de nueve refinerías y la interrupción de casi toda la producción estadunidense en el Golfo de México, propiciando una alza en los precios del crudo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login