Resguarda la Biblioteca Nacional acervo de Efraín Huerta.

México, 1 Sep (Notimex).- Considerado uno de los poetas más
importantes del siglo XX en América Latina, el Fondo Reservado de la
Biblioteca Nacional de la UNAM resguarda el acervo de Efraín Huerta,
testimonio de la época posrevolucionaria de los años 30 y 40, que se
reflejó en la poesía.

Se trata de la correspondencia con su primera esposa, Mireya
Bravo, además de unas 40 ediciones especiales de la obra del artista,
fotografías, carteles y videos, que en 2007 ingresaron a la
Biblioteca Nacional.

Se trata de una colección que, junto con la de Carlos Pellicer,
Mariano Azuela, Ermilo Abreu, Celestino Gorostiza y del Centro
Mexicano de Escritores, entre otras, el Fondo Reservado enriquece la
compilación de la sala de escritores del país, destacó la Universidad
Nacional Autónoma de México (UNAM) en un comunicado.

Rebeca Trejo Díaz, encargada del Fondo Reservado de la
Biblioteca Nacional, comentó que Efraín Huerta es considerado uno de
los poetas más importantes del siglo pasado en Latinoamérica, y su
estudio auxilia en el conocimiento de las letras.

En tanto, Eduardo Serrato Córdova, integrante del Instituto de
Investigaciones Filológicas (IIFl), afirmó que se trata de un acervo
importante, histórico, literario y de crónicas periodísticas,
imprescindible en la nueva literatura mexicana.

Asimismo, es una muestra irrefutable del momento de modernidad
que se dio en los años 30 y 40, una etapa posrevolucionaria que se
reflejó en la poesía, cuando se estudió al marxismo de manera
académica y se introdujo el psicoanálisis, por lo que no fue fácil
aceptar la transformación del pensamiento crítico.

Todo ese mundo, añadió, está resumido en las cartas personales
de los escritores, de ahí la importancia de mantenerlas en una
universidad pública, de libre acceso, y comentó que se estudia la
posibilidad de digitalizar los registros para su mejor conservación.

De esta forma, resaltó, podrán estar a disposición de
investigadores, historiadores, estudiantes y curiosos.

Por su parte, el catedrático de la Facultad de Filosofía y
Letras (FFyL), Carlos Oliva Mendoza, celebró que la UNAM resguarde la
obras y estimó importante darla a conocer lo antes posible para hacer
más sagaz la crítica y más democrática la difusión de las letras.

El Fondo Reservado está conformado por varios acervos, la
mayoría anteriores al siglo XX, como el de “Libros raros y curiosos”,
el “Fondo de origen de la Biblioteca Nacional”, de “Archivos y
manuscritos” y “Especiales”, en el que se localiza el de Huerta.

Sigue

En el Fondo Reservado. dos. Huerta

Su acceso está restringido a investigadores y tesistas,
nacionales y extranjeros, que hayan tramitado una credencial.

Efraín Huerta nació el 18 de junio de 1914 en Silao, Guanajuato,
y más tarde se trasladó al Distrito Federal, donde estudió en la
Escuela Nacional Preparatoria. Sus primeros poemas de refieren al
alba y al amor, con tonos de melancolía.

No obstante, no se puede descubrir en ellos al escritor
desenfadado y de ácidas ironías de las publicaciones de madurez.
Escribió cerca de 50 poemínimos (género breve inventado por el propio
poeta), que destacan por su chispa, configuración espacial, humor y
creatividad.

Fue participe de las marchas a favor de la Revolución, de los
sindicatos y de los movimientos sociales populares, casi al parejo de
José Revueltas. De esa epoca es “Los hombres del alba”, obra que da
cuenta del ambiente de efervescencia social.

Es autor de obras como “Absoluto amor”, “Línea del alba”,
“Poemas de guerra y esperanza”, “La rosa primitiva”, “Poesía”,
“Poemas de viaje”, “Estrella en alto y nuevos poemas”, “Para gozar tu
paz”, “Mi país, oh mi país!”, “Elegía de la policía montada”, “Farsa
trágica del presidente que quería una isla”, y “La raíz amarga”.

Su trabajo le hizo acreedor de las Palmas Académicas del
gobierno de Francia, así como de los premios Xavier Villaurrutia,
Nacional de Artes y Nacional de Periodismo. Efraín Huerta murió

You must be logged in to post a comment Login