Sigue en pie boicot contra escuelas de Chicago

Chicago.- El boicot contra las escuelas públicas de Chicago para el primer día de clases -2 de septiembre- sigue en pie a pesar de que ha perdido apoyo entre la comunidad latina.

La campaña “Salva las escuelas ahora”, dirigida por el senador y reverendo afroamericano James Meeks, busca presionar al Congreso y gobierno estatales para que otorguen más recursos a los planteles ubicados en vecindarios pobres.

La idea surgió hace dos meses apoyada por comunidades afroamericanas e hispanas, pero poco a poco perdió apoyo latino porque el primer día de clases es fundamental para la entrega de recursos anuales a las escuelas con base en la asistencia.

“Sí va a perjudicar a mis hijos no lo acepto, además, no he oído que otros padres estén de acuerdo en que sus hijos no vayan a la escuela”, expresó al respecto Edelvina Martínez, madre de tres alumnos de la escuela elemental Louis Pasteur.

Pero también entre la comunidad afroamericana se registran diferencias sobre la conveniencia de la medida e incluso deserción del boicot:

“Dudo que esa sea una correcta forma de presionar a las autoridades, y espero que se encuentre una mejor medida antes del 2 de septiembre”, dijo Anathelle Walls, madre de familia de la escuela elemental Andrew Carnegie.

“Traeré a mis hijos el martes y dependiendo de lo que vea decidiré si se quedan en clases o no”, agregó Maretta Jackson, quien tiene dos hijos en esa misma escuela.

En la página de internet de la campaña, saveourschoolsnow.com, se destaca que en el estado de Illinois el gobierno invierte 21 mil dólares en cada prisionero de sus cárceles y solo 10 mil dólares por estudiante de escuelas de Chicago.

Esta cantidad contrasta con los 17 mil que reciben planteles en suburbios cercanos, como Winnetka, al norte de Chicago y con 12 mil 500 habitantes.

Al respecto, el director de Escuelas Públicas de Chicago (CPS), Arne Duncan, reiteró que los planteles, que atienden a más de 400 mil alumnos al año, podrían perder 24 millones en fondos si se realiza el boicot, pero confió en que los padres recapaciten y envíen a sus hijos el primer día de clases.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login