Argentinos triunfan en Mundial de Tango y colombianos obtienen tercer puesto

BUENOS AIRES (AFP) – Una pareja argentina se consagró campeona en la categoría Escenario de la sexta edición del Mundial de Tango de Buenos Aires, mientras bailarines colombianos obtuvieron el tercer y cuarto puesto en la competencia, que concluyó la noche del lunes.

José Fernández y Melody Gisele Celatti, ambos de la provincia de Buenos Aires, se impusieron en esta categoría que premia las dotes acrobáticas y la orignalidad en las coreografías de los bailarines, ante unas 5.000 personas que colmaron el estadio cubierto Luna Park, en el centro porteño.

La pareja integrada por Maximiliano Cristiani y Maricel Giacomini, ambos porteños, se ubicó en segundo lugar, según el veredicto del jurado, integrado por reconocidos bailarines argentinos como Juan Carlos Copes y Miguel Angel Zotto.

El tercer puesto quedó en manos de los bailarines colombianos John Raigoza y Yaisury Salamanca, y por debajo de ellos se ubicaron sus compatriotas Carlos Ivan Ovalle Leal y Gina Natalia Medina Bernal. A la final de Tango Escenario llegaron seis parejas colombianas.

Los colombianos no consiguieron sin embargo revivir la hazaña que lograron Carlos Paredes y Diana Giraldo Rivera, la pareja de Cali que se consagró campeona en el Mundial de 2006 en la variante Escenario, un género apreciado en los teatros de Europa, Estados Unidos y Japón.

Un total de 16 parejas disputó la final de Escenario, siete de Argentina, tres de Japón, además de los colombianos.

El Mundial de Tango atrajo a más de 60.000 espectadores, casi un tercio de ellos extranjeros, durante la semana que duró este espectáculo transformado en un clásico de la cartelera turística de Buenos Aires.

En la variedad de Tango Salón, la otra categoría en disputa en el Mundial porteño, el título volvió a quedar en manos argentinas, este año con los bailarines porteños Daniel Nacucchio (29) y Cristina Sosa (25), profesionales de la danza que nació en el Río de la Plata.

La consagración de los argentinos el pasado sábado no deparó sorpresas ya que el tango Salón es el género más popular y tradicional en el país anfitrión.

Pero más allá de la competencia, el mundial fue una fiesta de público y los extranjeros volvieron a darle color dentro y fuera de las pistas, con asidua concurrencia en las actividades paralelas, como clases de tango, seminarios, conciertos y ‘milongas’ (lugares bailables).

De las 400 parejas que participaron este año, 90 provenían de 22 países de los cinco continentes, entre ellos Filipinas, Bulgaria, Turquía, Sudáfrica, Grecia, Corea, Belgrado, Australia, Serbia, Alemania, España, Francia, Italia, Brasil, Venezuela, Chile, Uruguay y Estados Unidos.

El Mundial, organizado por la secretaría de Cultura de Buenos Aires, es el último eslabón del X Festival de Tango, que durante cada agosto se celebra en la capital argentina con múltiples actividades.

You must be logged in to post a comment Login