Comienza "juicio de la maleta" que puede salpicar a Chávez y a Kirchner

MIAMI (AFP) – Comenzó este martes en Miami el juicio a un venezolano y otras tres personas acusadas de conspirar para mantener en silencio a un venezolano-estadounidense que, en 2007, voló a Argentina desde Caracas con una maleta con 800.000 dólares.

La acusación estadounidense afirma que los fondos estaban dirigidos a financiar la campaña electoral de Cristina Kirchner, ahora presidenta argentina, cosa que ella niega.

El caso ha mencionado la supuesta injerencia del gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, en la política interna de otros países latinoamericanos.

Los acusados, tres venezolanos y un uruguayo, están imputados por Estados Unidos de actuar en Miami como agentes encubiertos de Venezuela con el objetivo de convencer al empresario estadounidense-venezolano Guido Antonini Wilson de no revelar el origen y destino del dinero que llevó a Buenos Aires el 4 de agosto de 2007, y que fue confiscado por la aduana argentina.

La jueza Joan Lenard, que preside el juicio federal a Franklin Durán, señaló que espera que el proceso tome cuatro a cinco semanas.

Antonini y varios funcionarios de la petrolera estatal venezolana PDVSA estaban a bordo del vuelo “charter” que viajaba a Argentina, aunque el dinero fue hallado en un maletín que transportaba Antonini.

Al conocerse públicamente la incautación de la maleta, el gobierno argentino pidió a Estados Unidos la extradición de Antonini, al que acusó de contrabando y lavado de dinero.

Sin embargo, el curso del escándalo cambio sustancialmente cuando Carlos Kauffman y Durán, más el abogado venezolano Moisés Maiónica y el uruguayo Rodolfo Wanseele Paciello, fueron detenidos en diciembre en Miami.

Entonces, el fiscal estadounidense Thomas Mulvihill dijo que tres de los acusados ofrecieron a Antonini dos millones de dólares para que asumiera que el maletín era suyo y evitara comprometer al gobierno venezolano en el enredo.

Según un fiscal en Miami, Durán fue grabado cuando decía que los 800.000 dólares estaban destinados a la campaña electoral de Kirchner, quien juró su cargo el 10 de diciembre.

Kirchner negó que se tratara de ayuda electoral y calificó esa afirmación como una “operación basura” de Estados Unidos para dañar las buenas relaciones entre Argentina y Venezuela.

You must be logged in to post a comment Login