Continúan varadas 500 mil personas por inundaciones en India

Londres.- Más de medio millón de personas aún están atrapadas por las inundaciones en el estado indio de Bihar, a la vez que cunden los temores de que se produzcan epidemias en los campos de refugiados, informaron organizaciones humanitarias.

Las lluvias monzónicas causaron que el río Kosi cambiara su curso, afectando severamente áreas en Bihar normalmente no propensas a las inundaciones, señaló la cadena informativa británica BBC.

Las autoridades han sido criticadas por su ineficiencia en el rescate de víctimas más de una semana después de que la escala de inundaciones se hiciera evidente. Mientras tanto, las aguas también han causado estragos en el estado indio de Assam, así como en Nepal y Bangladesh.

Una organización no gubernamental en Bihar, Mandan Bharti Jagriti Samaj (MBJS), dijo a BBC que más de 500 mil personas necesitan ser rescatadas. “Están en los tejados de edificios como escuelas. están gritando en el desierto”, dijo Narenda Kumarjha, de MBJS.

“Cuerpos de personas flotan en el agua junto con animales muertos. La gente se ve forzada a beber esa misma agua”, añadió.

En uno de los distritos más afectados por el desastre, Supaul, unas 280 aldeas están completamente aisladas, informó la organización.

Cientos de aldeanos del distrito Madhepura saquearon un almacén de alimentos, mientras la policía huía del lugar. Los saqueadores también atacaron vehículos del gobierno que llevaban comida. “No podemos detener estos incidentes pese a nuestros mejores esfuerzos”, dijo Bijendra Prasad Yadav, un funcionario de Bihar.

El lunes, el ejército de India envió más soldados, médicos y equipo para ayudar en los esfuerzos de rescate.

Hasta ahora medio millón de personas han sido desalojadas en Bihar. La cifra oficial de muertes asciende a 75, pero agencias de ayuda humanitaria dicen que muchas más personas han perdido la vida.

Decenas de miles de sobrevivientes han abarrotado campos de ayuda insalubres, donde la tensión está creciendo por la carencia de suministros de emergencia.

Se espera que en los próximos días el número de personas en los campos se duplique, con el temor a que las malas condiciones conduzcan a brotes de enfermedades tales como el cólera.

Las Organización de las Naciones Unidas advirtió que “el calor, combinado con el limitado suministro de agua potable y las malas condiciones de higiene, plantea un gran riesgo de enfermedades transmitidas por el agua y por agentes patógenos”.

Los campos temporales están siendo apoyados por voluntarios y grupos comunitarios, pero la falta de coordinación central está obstaculizando los esfuerzos.

El desastre comenzó el pasado 18 de agosto cuando el río Kosi se desbordó por su margen oriental en Nepal, donde el río es conocido como Saptakoshi.

El flujo del río es regulado por una presa en el lado nepalés de la frontera que fue construida a finales de la década de 1950. Bajo los términos de un acuerdo bilateral India se comprometió a pagar por los trabajos y a responsabilizarse de su mantenimiento.

En Nepal, funcionarios dijeron que cientos de personas han sido afectadas por enfermedades como diarrea y pulmonía, y estiman que 50 mil quedaron sin hogar.

Indicaron que cerca de mil casas han sido destruidas por completo, y que la disponibilidad de energía y transporte se ha visto afectada severamente.

En Bangladesh, decenas de miles de aldeanos están aislados y existe el temor de que las condiciones empeoren.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login