Denuncia Vaticano creciente tráfico ilegal de órganos

Ciudad del Vaticano.- La Congregación para la Evangelización de los Pueblos del Vaticano denunció en un reporte especial las escandalosas cifras del tráfico de órganos, que “vale” 32 mil millones de dólares.

La Congregación acaba de editar un “dossier” sobre el tema en que recoge datos institucionales sobre el fenómeno íntimamente relacionado con el tráfico de seres humanos.

Actualmente en Europa unas 60 mil personas esperan un donante para sustituir uno de sus órganos lo que provoca la muerte de 10 personas al día. “La comercialización y tráfico de los trasplantes aumentan rápidamente”, indicó.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que de los 66 mil trasplantes de riñón efectuados en el mundo en 2007, cerca de 10 por ciento serían ilegales”, reveló el texto, del cual Notimex posee una copia.

“Por un trasplante ilegal –agregó- se puede pagar hasta 120 mil dólares, (mientras) la demanda de órganos crece 33 por ciento cada año y la oferta de donantes sólo dos por ciento. Las listas de espera se hacen largas, angustiantes”.

Según el estudio el órgano más traficado es el riñón, porque es fácil de quitar y conservar además de asegurar la sobrevivencia del donante.

Los expertos sostienen que las mayores peticiones provienen de Israel, Japón, Sudáfrica y Estados Unidos, mientras los donantes son fundamentalmente originarios de Brasil, India, Pakistán y Filipinas.

Para el Departamento de Salud filipino el precio de un riñón se estima en alrededor de tres mil 600 dólares, de los cuáles el donante recibe sólo un tercio y los otros dos tercios van a los intermediarios.

Según un estudio reciente de la OMS, numerosos sitios de Internet filipinos proponen “paquetes trasplante” que van de 70 mil a 160 mil dólares.

La disponibilidad de cirugía “sin escrúpulos” en algunos países (Turquía, India o Perú) ha consentido el nacimiento de un tráfico ilegal que implica a la profesión médica y a los países que lo toleran, reveló el dossier.

“Este tráfico explota indigentes desesperados reducidos a ceder a precios ridículos un órgano que es revendido junto a la intervención quirúrgica clandestina a cifras que oscilan entre 100 y 200 mil dólares”, advirtió.

Calculó que en Bombay (India) un riñón se paga al donante en unos mil dólares, en Manila (Filipinas) en dos mil, en Moldavia en tres mil mientras en América Latina se estiman pagos de hasta 10 mil dólares.

“Este fenómeno debería ser considerado como un verdadero crimen contra la humanidad y como tal perseguido en cada país del mundo”, ponderó.

“Sea quien sea quien decida, también si se sufre, explotar la pobreza adquiriendo un órgano a propio beneficio, se hace culpable de un gravísimo crimen”, concluyó.

Abre diario vaticano polémica sobre muerte cerebral y trasplantes

Ciudad del Vaticano.- Un artículo publicado en el diario oficial del Vaticano, L’Osservatore Romano, abrió una polémica en el mundo científico sobre la muerte cerebral y las donaciones de órganos.

El texto reflejó las “reservas” de la Iglesia Católica sobre la concepción de la muerte impuesta por el llamado Informe de Harvard, adoptado por la medicina mundial hace 40 años, que abrió el camino a la masificación de los trasplantes.

Ese informe estableció que el deceso de una persona se produce en el momento de una nula actividad del órgano encefálico y no en el cese de la marcha del corazón. Con esto se permitió la extracción de órganos poco después de la muerte clínica de la persona.

“Hoy en día nuevas investigaciones ponen en duda que sea la muerte del cerebro lo que provoca la desintegración del cuerpo”, indicó.

Agregó que “la idea de que una persona cesa de existir cuando el cerebro ya no funciona mientras su organismo es mantenido en vida gracias a la respiración artificial conlleva una identificación de la persona exclusivamente con sus actividades cerebrales”.

Escrito por Lucetta Scaraffia, miembro del Comité Nacional de Bioética (CNB) de Italia, el artículo lev

You must be logged in to post a comment Login