Estudian relación entre acceso médico y HIV en latinos

WINSTON–SALEM, N.C. (ConCienciaNews) – Hace dos años, José García se enteró del significado de HIV y sida, algo que nunca había escuchado hasta el día en que se lo diagnosticaron.

Era tanta su despreocupación, que en 12 años nunca visitó a un médico hasta que se sintió enfermo: había notado manchas en la piel y no podía ir al baño. Pero ya era muy tarde.

García alternaba su trabajo entre el campo y una empacadora de tabaco para enviar dinero a su familia en Guatemala. La enfermedad lo tomó por sorpresa, pues se consideraba un hombre completamente sano.

Casos como el de García han llevado al Centro Médico de Wake Forest University a realizar un estudio que busca identificar si la falta de acceso a cuidados médicos contribuye a que los latinos representen la tasa más alta de mortalidad en pacientes con el virus HIV, causante del sida.

“Espero que este estudio ayude a los latinos que están en riesgo y que no continúen estas desproporciones”, dijo Scott D. Rhodes, profesor y líder de la investigación.

Según Rhodes, debido al aumento de la población latina en Carolina del Norte, se ha incrementado el número de enfermos. “Queremos identificar por qué los latinos no van al médico y tampoco se hacen exámenes para identificar si tienen HIV. No sabemos aún si es por la falta de credibilidad hacia los médicos o enfermeras. Hay muchos factores”, dijo.

Según un reporte de los Centros de Control de Enfermedades, los latinos representan el 20 por ciento de los nuevos casos reportados en el 2004, esto significa cuatro veces más que los blancos no latinos.

“Mis amigos tampoco saben nada de esta enfermad. Siempre que íbamos a los bares… pues, nunca nos cuidamos”, dijo García, que afirma ser heterosexual.

Otro de los problemas por el que los latinos no van al médico es la falta de información en español, la ausencia de seguro médico y el temor por la situación migratoria.

“Por ejemplo, aquí en Carolina del Norte, es mucha la información que se tiene sobre enfermedades, pero está en inglés. ¿Cómo se va a enterar una persona que no habla el idioma?”, dijo Rhodes.

La solución frente a esto, según Rhodes, es contar con mejores servicios de traducción y más intérpretes y que la atención médica no dependa del estado migratorio de las personas.

“Necesitamos que la gente confíe y que sepa que puede acceder a servicios médicos. Pero el sistema actual lo confunde a uno y creo que es normal”.

En el estudio se entrevistaron a por lo menos 200 pacientes que viven con HIV, como García, o que tienen alta probabilidad de resultar infectados.

“Este estudio dará la respuesta a nuestras inquietudes”, dijo Rhodes.

You must be logged in to post a comment Login