Pide Fidel Castro ayudar a damnificados por Gustav

Por Francisco Ramírez.

La Habana.- Cuba espera recibir el miércoles los primeros envíos de ayuda humanitaria internacional, mientras el líder Fidel Castro señaló que el reto mayor ahora es garantizar los alimentos a los miles de damnificados por el huracán Gustav.

“Ahora la batalla es alimentar a las víctimas del huracán”, dijo Castro, quien llamó a no dejarse “arrastrar por las ilusiones” e insistió en que “los bienes no salen de la nada. Compartir implica sacrificios. No nos demos el lujo de olvidarlo dentro de unos días”.

En un editorial en el que comparó el impacto del meteoro con “un golpe nuclear”, calculó como necesarios entre tres mil a cuatro mil millones de dólares para recuperarse de los estragos del huracán, que dejó al menos 100 mil viviendas dañadas en forma total o parcial.

“Sólo de nuestro trabajo podrán salir los recursos”, manifestó en su nota que publicó el diario oficial Granma.

Tras la catástrofe causada en el occidente de la isla por el potente meteoro, que no ocasionó muertos, los cubanos muestran ahora preocupación ante la trayectoria de Ike, la novena tormenta tropical de la temporada, detrás de la cual marcha Josephine.

Con vientos de hasta 95 kilómetros por hora, Ike se mueve en dirección oeste, rumbo a Cuba y la isla de La Española (Haití y República Dominicana) donde podría convertirse en huracán.

Gustav azotó Pinar del Río y la Isla de la Juventud el sábado pasado, con vientos sostenidos de 240 kilómetros por hora y rachas de hasta 350.

En su convocatoria a nuevos sacrificios de la población, Castro -apartado del poder por una enfermedad- subrayó que el esfuerzo de la recuperación “debe salir del trabajo del pueblo. Nadie lo puede hacer por nosotros”.

En esta capital se espera la llegada de los dos primeros de cuatro aviones con recursos enviados por Rusia para paliar los estragos de Gustav, que devastó ocho municipios de la provincia occidental de Pinar del Río y dejó casi en ruinas la Isla de la Juventud.

El meteoro de gran intensidad azotó Haití, República Dominicana y Jamaica, dejando a su paso 96 muertos, la mayoría en Haití, y también al menos 10 víctimas fatales en Estados Unidos.

El ministerio ruso de Situaciones de Emergencia enviará a Cuba cuatro aviones que portarán material de construcción, alimentos y tiendas para albergar a cinco mil personas, dijo su portavoz Irina Andrianova.

Medios oficiales informaron que las autoridades y la población de Pinar del Río y la Isla de la Juventud reciben desde este miércoles el apoyo del resto de las provincias para continuar la recuperación tras el azote del huracán.

Alimentos, agua potable y otros insumos llegaban a la Isla de la Juventud, unos 100 kilómetros al sur de esta capital, mientras el aeropuerto de Nueva Gerona recibe aviones de carga con transformadores para restaurar la red eléctrica territorial.

También la motonave Saturno, de la Marina de Guerra Revolucionaria (MGR), zarpó desde la Terminal Haiphong en el Puerto de la Habana, en el primero de varios viajes marítimos para transportar recursos de la economía nacional hacia la Isla de la Juventud.

El golpe demoledor de Gustav sobre el occidente de la isla llegó en momentos en que el gobierno del presidente Raúl Castro aplicaba medidas para levantar la producción de alimentos, cuya importación este año superará los dos mil millones de dólares.

Los destrozos provocados por Gustav en la agricultura cubana, que todavía no han sido evaluados en forma global, podrían generar una crisis de abastecimientos, pues se perdieron cosechas, campos de cultivo y alimentos almacenados.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login