Piden a evacuados por Gustav retrasar su retorno a Nueva Orleans

Dallas.- Autoridades en el sur de Louisiana advirtieron el martes a las miles de personas que dejaron sus casas en anticipación al huracán Gustav, posponer su retorno, dado que la zona carece de condiciones para recibir a sus residentes.

El pasado fin de semana, funcionarios federales, estatales y locales coordinaron una de las mayores evacuaciones en la historia del país, al reubicar a unos dos millones de personas a lo largo de la costa del Golfo de México.

El alcalde de Nueva Orleans, Ray Naguin, exhortó este martes a las 200 mil personas que dejaron sus viviendas permanecer en albergues y hoteles por unos días más en tanto se determinen los daños dejados por Gustav este lunes.

Los diques que protegen Nueva Orleans de las aguas del mar y del lago que la rodea resistieron la fuerza de las marejadas, lo que evitó inundaciones como las registradas en esa ciudad hace tres años por el huracán Katrina.

Sin embargo, Gustav dejó otro tipo de daños. Nueva Orleans permanece bajo orden de evacuación obligatoria y toque de queda. El fenómeno derribó el lunes la electricidad por toda la ciudad y sacó de servicio a unas 35 subestaciones eléctricas, dejando a unas 80 mil viviendas sin energía.

En declaraciones este martes a la cadena de televisión CNN, Naguin pidió a los evacuados tiempo para arreglar los problemas dejados en la ciudad por Gustav.

Prometió a los evacuados que regresarán a casa “en unos cuantos días, no semanas”, comenzando a aceptar residentes incluso desde este miércoles o jueves.

“A más tardar el jueves comenzaremos a dejar a nuestros ciudadanos que regresen a la ciudad”, dijo Naguin.

“Sólo vamos a revertir el proceso, una vez que les notifiquemos, el mismo proceso los regresará”, explicó al señalar que los autobuses, trenes y aviones estarán disponibles para transportar de vuelta a los residentes.

“Les vamos a proveer toda la ayudan para regresarlos con eficiencia y efectividad”, añadió y dijo que los comerciantes y empleadores serán autorizados este miércoles a enviar trabajadores para inspeccionar los daños a sus establecimientos.

Naguin defendió la decisión de evacuar. “No haría las cosas diferentes”, dijo.

Gustav ingresó a tierra cerca de las 09:30 horas locales (15:30 GMT) del lunes cerca de la comunidad pesquera de Cocodrie, sureste de Louisiana, con vientos de 175 kilómetros por hora, mucho menor que los de un huracán categoría 4 como se pronosticó dos días antes.

Para la noche del lunes, el Centro Nacional de Huracanes disminuyó a Gustav a tormenta tropical y para la mañana de este martes a depresión tropical.

La extensión del daño en el área del sur de Louisiana, ocupada por comunidades pesqueras e instalaciones petroleras y de gas, esta aún por determinarse, pero la tormenta no registró ni la mitad de la intensidad del huracán Katrina en 2005.

El general Robert Van Antwerp, que comanda al Cuerpo de Ingenieros del Ejército en Nueva Orleans, dijo este martes que la ciudad tuvo suerte.

Van Antwerp dijo estar satisfecho por la forma en cómo se comportaron los diques y los muros contra inundaciones, especialmente dado que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército está aún a la mitad de la reconstrucción del sistema de diques en la zona.

El gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, comentó que pueden pasar un par de días antes de que las compañías de petróleo y gas determinen completamente el impacto de Gustav en sus instalaciones y operaciones.

Jindal añadió que hasta 20 por ciento de la producción de gas y petróleo que fue suspendida por el huracán, podría ser restaurada para el próximo fin de semana.

En un comunicado, la compañía petrolera Shell informó que planea comenzar este martes a desplegar algunos trabajadores para varias de sus operaciones en la parte oeste del Golfo de México.

El Golfo de México genera una cuarta parte de la producción nacional de petróleo de Estados Unidos y 15 por ciento de la producción nacional de gas.

NOTIMEX/

You must be logged in to post a comment Login