Seduce Alvaro Uribe a preparatorianos. Participó en el ciclo “Los fabuladores y su entorno”.

México, 3 Sep (Notimex).- Más de un centenar de estudiantes de
cuarto y quinto año de preparatoria fueron seducidos esta tarde
cuando el escritor Alvaro Uribe, en charla de amigos, narró los cómo
y los por qué de su inicio y maduración en las letras.

Como parte de su participación en el ciclo “Los fabuladores y su
entorno”, que organiza la Dirección de Literatura de la Universidad
Nacional Autónoma de México (UNAM), el escritor habló sobre sus
vivencias, mientras los alumnos escucharon atentos para luego
plantear preguntas que el literato respondió con mil comentarios.

En el auditorio de la Escuela Nacional Preparatoria Número 1,
Uribe inició su exposición, que se prolongó por más de dos horas,
diciendo cómo y por qué decidió un día dedicar su vida a las letras.

El autor de numerosas obras describió con detalle los
pensamientos que surcaban su mente juvenil, casi de niño, cuando
nació en él la pasión por escribir.

Los alrededor de 120 estudiantes escucharon atentos al escritor,
conscientes de que para ellos es importante conocer esa cara de las
humanidades, donde está inmerso el quehacer de los escritores. Según
los organizadores, encuentros como éste pueden significar el
nacimiento de nuevos escritores mexicanos.

“Decidir mi carrera y seguirla hasta hoy ha sido sumamente
difícil”; subrayó Uribe, quien explicó cómo se fue formando a través
de talleres literarios, especialmente de Juan José Arreola, y cómo lo
marco de manera definitiva Augusto Monterroso, quien le dio consejos
de profesión y de vida.

“El me enseñó el arte de la paciencia para ser escritor; tener
la paciencia para escribirlo y saber que la primera vez no va a
funcionar. Se debe tener paciencia para saber que se va a redactar
una y mil veces mas”, dijo Alvaro Uribe ante los asombrados
estudiantes, quienes tomaban notas de lo dicho por aquel.

Destacó que en no pocas ocasiones “me quedaba sin dormir, o sin
comer, pensando en lo que Monterroso me decía. Pero de esa forma, con
paciencia y tolerancia, con trabajo y esfuerzo diario, alcancé un
estilo y una voz propia, que con el paso del tiempo me han servido
para expresa sus ideas al mundo”.

Luego habló de sus libros y dejó ver que para él, el mejor es
ese donde narra la experiencia más terrible de su vida, “que fue un
mal entendido con mi padre”. Escribió el libro a partir de esa
experiencia y de eso habló.

La charla no podía pasar sin que la muchachada le pidiera, a
gritos, un consejo para quien desea seguir el mundo de las letras. El
autor enfatizó: “Hay que leer como enajenado, como loco desesperado,
porque sólo así se puede llegar a escribir un libro”. Los jóvenes
reunidos ante él lo ovacionaron ampliamente.

Tras la arenga estudiantil, Uribe se apresuró a añadir: “Todo
escritor se alimenta de lo que lee para poder escribir”, e hizo una
metáfora en el sentido de que escribir un libro es como un parto,
dolor gozoso que se compara con tener un hijo, “por eso las obras se
quieren tanto como a los propios hijos”.

Alvaro Uribe habló también de que tras escribir novela hizo
ensayos, hasta llegar a su más reciente obra “Expediente del
atentado”, donde sintetiza sus pensamientos y experiencias, como las
que compartió con los estudiantes. “En este libro reúno todas mis
vivencias y lecturas a lo largo de 55 años de existencia”.

Ese libro, cabe señalar, ganó el Premio “Elena Poniatowska” 2008
y estuvo a la venta al término de la charla, al igual que la
bibliografía completa del autor, la cual pudo ser adquirida por los
estudiantes, quienes tras comprar algún libro, pidieron la firma del
escritor.

El presente ciclo llevará a planteles de bachillerato a
destacadas plumas para que compartan sus experiencias con los
estudiantes; en la lista están Jorge Volpi, Juan Villoro, Hernán Lara
Zavala y José Ramón Ruisánchez.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login