El sur chileno devastado por las peores lluvias en tres décadas

SANTIAGO (AFP) – Un panorama desolador lucía este jueves la región de la Araucanía, en el sur de Chile, devastada por un intenso temporal que dejó cuatro muertos, casi 25.000 damnificados y unos 97.000 afectados por inundaciones y crecidas de ríos producto de las lluvias más intensas de las últimas tres décadas.

La zona, unos 700 km al sur de Santiago, fue azotada desde el sábado por intensas lluvias que provocaron el desborde de una decena de ríos y canales, que anegaron a miles de viviendas, cortaron caminos e hicieron colapsar los sistemas de alcantarillados en las áreas urbanas.

Los desbordes más significativos corresponden a los ríos Toltén, Imperial y Andalien, que inundaron las localidades de Carahue, Nueva Imperial, Puerto Saavedra y Teniente Schmidt.

Las lluvias comenzaron a declinar la tarde del miércoles, aunque para el fin de semana se prevé la llegada de un nuevo frente a la zona.

Las intentas precipitaciones, calificadas por las autoridades como las peores de las últimas tres décadas, dejaban hasta este jueves un saldo de cuatro muertos, 24.812 damnificadas y unos 97.000 afectados, la mayoría de ellos en la Región de La Araucanía, según el último reporte de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

En La Araucanía, donde se asientan mayoritariamente pequeños campesinos y descendientes de indígenas mapuches, unas 1.400 personas permanecían en albergues de emergencia, especialmente en las localidades de Carahue y Nueva Imperial.

Otras 12.373 personas se encontraban aisladas por el corte de rutas y caminos, según los datos de la Onemi, que informó que se intentaba rescatar a parte de los aislados a través de helicópteros este jueves.

El temporal, que también alcanzó a la vecina región del Bío Bío, a unos 500 km al sur de Santiago, dañó en total a unas 10.000 viviendas, 3.000 de ellas con daño mayor y 27 destruidas completamente.

Unas 200.000 hectáreas sembradas resultaron además inundadas, provocando pérdidas millonarias para el sector agrícola, valoradas en más de 23 millones de dólares por las autoridades.

Los fallecidos -dos hombres y dos mujeres- murieron entre el domingo y el miércoles. Una de las mujeres fue aplastada tras derrumbarse su vivienda, mientras que las otras tres personas murieron por ahogamiento, según la Onemi.

El devastador temporal llevó a las autoridades a declarar a la Región de La Araucanía como “zona de catástrofe”. El decreto fue firmado en terreno por la presidenta Michelle Bachelet, que el miércoles se trasladó hasta el lugar y visitó las zonas más afectadas.

La declaración oficial permite disponer medidas y facultades especiales para agilizar la entrega de recursos destinados a reparar los daños causados por el temporal.

Paradójicamente, gran parte de la zona afectada por las lluvias sufría hasta inicios de año la peor sequía en varias décadas.

You must be logged in to post a comment Login