¡Obama histórico!

Cuatro años han transcurrido desde ese muy inspirado primer discurso político, con el cual el pueblo estadounidense conoció al ahora formalmente elegido candidato presidencial del partido Demócrata, Barack Obama.

La subida astronómica a la elite política que en tan poco tiempo ha alcanzado este personaje histórico, es el resultado de la evolución política que este pueblo ha obtenido, al promover cambios oportunos en políticas publicas inhumanas y nefastas, como lo fue la segregación social.

Este fabuloso hijo del pueblo estadounidense, que creció con la ayuda de estampillas de comida, educación básica gratuita y el trabajo arduo de padres que inspiraron sus motivaciones existencialistas.

Lleva en sus hombros la herencia de doscientos treinta y dos años de lucha y sacrificios, de una raza de seres humanos que por fin pueden ver hecha realidad la promesa que los padres fundadores de esta nación ambicionaron, al heredarle al mundo la declaración de independencia.

En el aun amanecer del siglo XXI, nos encontramos ante la posibilidad de presenciar la realización del anhelado sueño, al que el inmortal mártir de los derechos civiles de esta nación, Dr. Martín Luther King Jr, se refirió desde el púlpito de su martirio.

Ese sueño es el día cuando este país sea gobernado por Barack Obama, ya que con él se ejemplificaría la evolución política de una nación que transformaría la intolerancia racial de entonces, a una verdadera integración social ahora.

El ahora oficializado candidato presidencial Barack Obama, tiene un reto formidable, mas bien, impensable e inalcanzable para muchos, y es convertirse en Presidente de la nación más poderosa del mundo.

No me cabe la menor duda, que sería un fenomenal presidente, y lo creo así, porque como él mismo lo afirma, sus héroes son los pobres y la clase media, a quienes representa.

Su posición política con respecto a la educación, la salud, el empleo, la crisis hipotecaria y la reforma migratoria, son afines a las aspiraciones de la comunidad hispana, la cual día a día se identifica más con el candidato.

Su carisma y sinceridad, le convierten en un candidato muy popular, además, el impacto del apoyo de la favorita de los hispanos, Hillary Clinton, durante esta recién concluida convención nacional, hará que seguramente retome el liderazgo en las encuestas de opinión pública.

En su discurso de aceptación se manifestó muy levemente al tema de la reforma migratoria, sin embargo, mencionó la esencia del problema con la separación familiar a la cual los inmigrantes indocumentados son sometidos.

Lo cual establece el referente político que los activistas pro-reforma necesitamos para continuar la lucha histórica de legalizar a este pueblo emigrante y vital para el progreso de este país.

La meta inmediata para el activismo político del pueblo hispano es parar las redadas, las deportaciones y legalizar a los siete millones de hispanos indocumentados que se estiman viven en este país.

Únicamente nuestro contínuo esfuerzo, así como la suma de más activistas, hará posible emular los resultados que los afroamericanos ahora celebran en el honorable Obama, quien es el resultado legítimo de las luchas políticas generacionales que liberaron e integraron a ese pueblo.

En cien años los hispanos serán la mayoría en este país, posiblemente el primer presidente de descendencia criolla estará por nacer o esta ya, expectante a la ascensión de Obama a la cúspide del poder político y la historia.

Como sea, es nuestro compromiso como sociedad y cultura preparar el camino, para que un día ya no seamos sujetos a las cadenas que los prejuicios políticos crean, para entorpecer nuestro crecimiento y desarrollo.

Walter G. Monge-Cruz
secretario general
Comisión Cívica Democrática
703-943-8259

www.comisioncivicademocrativa.org

[email protected]

You must be logged in to post a comment Login