Prepara Francia máxima seguridad para recibir a Benedicto XVI

París.- A 10 días de recibir al Papa Benedicto XVI, Francia prepara ya fuertes medidas para garantizar la seguridad del máximo jerarca de la Iglesia católica, con un despliegue de al menos seis mil efectivos, reportó el miércoles el diario Le Figaro.

Las fuerzas del orden serán movilizadas en París y en Lourdes para la primera visita apostólica de Joseph Ratzinger, prevista del 12 al 15 de septiembre próximo, ya que ésta se producirá en un “contexto internacional muy tenso”, según autoridades francesas.

El dispositivo de seguridad estará a cargo del Ministerio del Interior y la gendarmería, cuyos representantes se reunieron la víspera con funcionarios de la Iglesia católica para discutir la forma en que se coordinarán.

“Aunque no hay una amenaza particular, la llegada del Papa a territorio francés se inscribe en un contexto donde el riesgo terrorista es muy elevado”, dijeron fuentes oficiales citadas por Le Figaro.

Ahora más que nunca, el gobierno francés mantiene en el nivel rojo el plan Vigipirate debido a un contexto internacional muy tenso, al cual se suman mensajes de la red Al Qaeda interceptados en mayo de 2007, que refieren al Obispo de Roma como un objetivo potencial.

La ministra del Interior, Michéle Alliot-Marie, ha ordenado también mantener una rigurosa vigilancia para evitar todo “descontrol” ante posibles manifestaciones de grupos como los que defienden la causa gay.

Esa medida, tras el recuerdo de las decenas de preservativos que fueron arrojados al paso del Pontífice en Sidney, Australia, en julio pasado durante la Jornada Mundial de la Juventud.

De acuerdo con la agenda, la visita de Benedicto XVI tendrá dos “momentos sensibles” en la capital francesa, la primera una velada con 15 mil jóvenes en la Plaza de Notre Dame y la solemne Misa de los Inválidos, para la cual se esperan unos 200 mil peregrinos.

Durante su estancia en París, el jerarca católico se trasladará abordo del blindado “papamóvil”, por lo cual los recorridos serán resguardados por alrededor de tres mil policías de proximidad, de acuerdo con el reporte.

Una brigada fluvial recorrerá y supervisará el río Sena, mientras en las calles francotiradores de élite vigilarán desde puntos altos en edificios.

El Papa y su comitiva serán protegidos muy de cerca por un centenar de hombres de élite, que están capacitados para reaccionar a cualquier tipo de ataque, incluidos bacteriológicos o químicos.

En la escala de riesgos establecida por la unidad de coordinación de la lucha antiterrorista, la persona de Benedicto XVI se clasificó en el nivel 2 porque no existe una amenaza absoluta e inminente en su contra.

Respecto a su recorrido por Lourdes, las autoridades establecerán el mismo dispositivo y aproximadamente dos mil 500 policías y gendarmes patrullarán la ciudad y sus alrededores, que deberán ser revisados a profundidad hasta 72 horas antes del arribo del Papa.

Se tiene contemplado el sobrevuelo de un avión radar Awacs en el espacio aéreo de Lourdes, mientras cazadores y antimisiles se desplegarán en torno al aeropuerto de Tarbes para crear una burbuja virtual de 20 kilómetros alrededor de esa ciudad.

En total, cerca de seis mil hombres estarán “a pie de obra” para garantizar el buen desarrollo del acontecimiento. Una movilización de seguridad casi inigualada en Francia, escribió La Figaro.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login