Sarah Palin o el "reality show" de los republicanos

En algún momento yo pensaba que estaba viendo el programa de televisión American Idol, y sí, también pensé en Desperate House Wives o uno de esos reportes escandalosos sobre la vida de Paris Hilton.

La política de EEUU nunca han sido tan fascinantemente encantadora y entretenida. No sólo Sarah Palin se parece a la graciosamente loca Karen — de Will & Grace, recuerdas – sino que es como ella: tan falsa y entretenida que de veras puede ser bien convincente y atractiva. Ella le hablaba a una multitud que parecía tan alegre y conmovida por sus palabras, como la mayoría de las mujeres del show de Oprah cuando les dicen que van a recibir algo gratis. Era tan increíblemente poco realista que era definitivamente más como uno de esos reality shows. Un espectáculo muy bien preparado para hacer frente al aburrimiento de todos los demás tristes discursos ofrecidos durante la Convención Republicana en la ciudad de St. Paul.

Para decir la verdad, ayer por la noche un montón de gente encendió su televisor solo para saber de verdad quien es esta dama, después que los medios de comunicación crearon tanto revuelto. Al final, hemos terminado más confundidos que nunca o confirmamos quien era ella. Era acaso Sarah Palin la orgullosa, confidente y feroz mujer, quien después de convertirse en el centro de la atención de la noche a la mañana, podría ayudar a la absolutamente ridícula candidatura de John McCain? ¿Acaso era ella el nuevo Obama?

Bueno, yo finalmente ahora sé quien es ella. Simplemente es una talentosa política que puede controlar una multitud con un furioso pero descarado discurso, llevándolos a un “puente a ninguna parte”, utilizando ridículas historias íntimas acerca de su propia familia o de lo buena que es la vida en los pequeños poblados estadounidenses. Yo casi lloré cuando ella me despertó a la realidad, al decir que es una mejor líder comunitaria que Obama. No importa que el senador de Illinois ha hecho una gran diferencia en las vidas de tantas personas, mucho antes de que Palin intentara hacer que despidieran a un policía estatal. Claro, las personas que realmente trabajan con las comunidades no son nada en comparación con ella.

Palin es la misma señora que como gobernadora se carcajeaba en un show de radio en vivo en Alaska, cuando el anfitrión insultó a su rival política diciendo que era “una perra, un cáncer, una mujer gorda” a sabiendas de que la pobre dama es una sobreviviente de cáncer. Ella es la misma política que suplicó a los medios de comunicación que dejen en paz a su familia, pero que anoche se llevó todos ellos hasta el escenario, incluyendo su hija embarazada de 17 años de edad – que por cierto pienso que odia a su madre por avergonzarla en la televisión nacional- y sí, también estuvo el potencial yerno, un chico tan sexy y misterioso que lo más probable es que tiene un enamorado gay en secreto. Déjame que te cuente.

Perdónenme por ser tan ingenuo. Hasta ayer por la noche, yo creía que estábamos viviendo en tiempos donde la mayoría de los estadounidenses están luchando por pagar las cuentas de fin de mes, cuando los estudiantes están trabajando dos turnos sólo para pagar los costos tan ridículamente caros de las universidades, mientras que las madres se están infectando con el VIH sin saberlo, y los soldados están regresando a casa traumatizados para toda la vida -sólo para descubrir que están solos en este mundo. Sí pues que tonto que soy, pensando en esas familias que están siendo divididas por una obsoleta ley de inmigración que arroja a las cárceles a los padres de familia indocumentados; tonto yo, que estoy sintiendo el dolor de mis amigos que están perdiendo sus hogares a los corruptos prestamistas. Lo siento, pensaba todo el país era conciente de cuán devastador ha sido el gobierno de Bush, y que nunca iban a votar por los Republicanos otra vez en sus vidas.

Pero aquí tenemos una linda dama con ojos endemoniados cambiando todo ese panorama, mientras le habla a la nación acerca de su sabrosa vida, Oh sí Estados Unidos, esto es lo que necesitamos ahora mismo: solo tenemos que saber los detalles acerca de su familia con aspecto fabuloso, y de las aficiones de su marido, y del color favorito del lápiz labial de las “mamás jockey” y por qué no, permitámonos tener una buena carcajada después de que ella se burla tan infantilmente de Barack Obama.

Mientras tanto los Republicanos observaban incrédulos, gritando “perforar, perforar baby” en alusión a los pozos de petróleo de Alaska. A quién le importa lo malo que anda la salud pública o como empeora el calentamiento global, hombre. Ella es como otro Reagan: su discurso es tan falso y tan graciosamente estúpido, que la gente no tuvo más remedio que saltar y aplaudir cuando todos los demás hacían, por miedo a que los vayan a mirar como que se perdieron de algo importante. Oh qué noche.

Fue la noche cuando Palin salió muy confiadamente, como si ella fuera una estudiante de primer año que sabe que ya han pasado los exámenes, porque sus corrompidos profesores se darán cuenta de su hermoso maquillaje. Ella podría realmente haber convencido a algunas personas idiotas para que apoyen a John McCain, con todo ese discurso que tiene el estilo de un tabloide de chismes, y el cual pudo haber sido escrito por Carl Rove, el ciniestro ex asesor de Bush. No me sorprendería.

Después de todo, la mayoría de los Republicanos y sus partidarios piensan que John McCain puede ser un mejor presidente que Barack Obama — sólo porque él es un “héroe” de guerra. La gente necesita despertar: se trata de una injusta y abusiva guerra – no son conscientes de que Vietnam nunca atacó a EEUU y que millones de inocentes vietnamitas murieron sin motivos justificados. Por otra parte, esa guerra se perdió, y cada vez que la campaña de McCain la menciona, se están burlándo de todo este país. A propósito, ya han pasado 7 años desde 9/11 pero los Republicanos siguen usando esa tragedia como herramienta de campaña política, aunque ellos no sean capaces de capturar a los culpables, que más parecieran ser sus cómplices. Siento pesar por los familiares de las víctimas, se deben sentir como marionetas. Todo es tan bizarro.

No pude ni siquiera terminar de ver todo el discurso de Palin, estaba tan disgustado. Ella arruinó mi cena de empanadas; aunque he disfrutado viendo su sexy atuendo y su familia hermosamente ataviada, sin importar cuán locos, nerviosos y preocupados se les veía a ellos. Bueno, ¿Qué es más importante cuando se trata de elegir al presidente que definirá el futuro de la nación más importante en la tierra? ¿Es acaso el aspecto o tal vez la esencia?

Que importa, para los Republicanos, EEUU es ahora más como un programa de televisión, donde todo el mundo debería estar más preocupado por su propio destino aislado – y cómo obtener el mejor trozo del pastel. Ellos realmente quieren que la gente pierda el sentido de las cosas importantes de la vida verdadera, incluso si ello significa mentir abierta y descaradamente para cubrir sus fanáticas creencias. Se trata de la misma mujer que algunos acusan de mentir a la nación, presentando a su apuesto nieto como si fuera su hijo en realidad. Bienvenidos a la política de Palin.

You must be logged in to post a comment Login