Dará “El puente de piedra y la piel de imágenes” últimas funciones.

México, 6 Sep (Notimex).- La puesta en escena “El puente de
piedra y la piel de imágenes” es una historia de poesía, humor y
emociones que narra la historia de un mundo en donde las noticias de
guerra son cada vez más frecuentes.

Esta misma, la cual es narrada a través de los ojos y
sentimientos de dos niños exiliados de guerra, llega a sus últimas
funciones en el Teatro “Julio Prieto”, del Instituto Mexicano del
Seguro Social (IMSS), con presentaciones los días 6, 7, 13 y 14 de
septiembre.

A través de “Mung” y “Momo”, esta obra sitúa al espectador en
los territorios errantes del éxodo de una infancia huérfana. Menores
de diversas tierras, costumbres, lenguas y religión, recorren el
mundo contra su voluntad en busca de un país sin conflictos, con la
esperanza de que algún día el amor pueda unirlos en un solo corazón
palpitante.

Escenificada por la compañía “Los Endebles”, la obra representó
a México en el “Congreso Internacional de Teatro para Niños y
Jóvenes”, en Montreal, Canadá, en 2005; así como en el “Festival
Internacional para Público Joven”, de Okinawa, Japón, en 2006; y en
el “Festival Internacional Big Break”, en Moscú, Rusia, en 2007.

En un comunicado de prensa emitido por el IMSS, el director de
la compañía, Boris Schoemann, señaló que la puesta en escena, que
finaliza temporada después de tres meses en el Teatro “Julio Prieto”,
aborda el valor fundamental de respeto hacia el otro, a través de
diversos temas como la amistad, la orfandad y la solidaridad.

“Maneja una temática muy fuerte para niños y adultos, habla del
destierro, de esos menores que están en una situación de desamparo,
sus padres los confiaron a unos transportistas para llevarlos a un
país sin guerra, pero resulta que son engañados, forzados a trabajar
y explotados”, enfatizó Schoemann.

Analogías como las de los niños emigrantes a Estados Unidos o
infantes desplazados de comunidades chiapanecas saltan a la vista en
este texto que se dirige a infantes a partir de los siete años de
edad, a los adolescentes y a los adultos en sí, porque ayuda a tomar
conciencia del horror de la guerra e invita a la reflexión sobre los
juegos infantiles abiertamente belicistas.

Muchos temas son abordados a lo largo del recorrido de los dos
protagonistas y sus acompañantes por diversas tierras, huyendo todos
de la guerra, de los explotadores, del exilio impuesto y de la
orfandad”.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login