Denuncia Vaticano voracidad de multinacionales farmacéuticas

Ciudad del Vaticano.- El Vaticano denunció la voracidad de las empresas Farmacéuticas multinacionales que experimentan nuevos medicamentos en países del tercer mundo usando a seres humanos como conejillos de indias.

Un reporte especial preparado por la Congregación para la Evangelización de los Pueblos aseguró que el mundo no sólo sufre la “crisis alimentaria”, sino también es azotado por una “crisis de bienestar físico” de graves consecuencias.

“El 97 por ciento de los decesos por enfermedades infecciosas, que cada año en el mundo llegan a 15 millones de caso, ocurre en los países en vías de desarrollo”, indicó el documento.

Agregó que el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) es la primera causa de muerte en Africa subsahariana, provocando al año 2.8 millones de muertos, mientras la pulmonía y las infecciones respiratorias son culpables de cuatro millones de muertos.

Por otro lado, enfermedades con cura descubierta también afectan ese continente: la malaria deja 1.3 millones, la tuberculosis 1.6 millones y la diarrea 1.8 millones de decesos cada año.

Unas 500 mil mujeres mueren por consecuencias vinculadas al embarazo o parto, alrededor de dos mil millones de personas son afectadas por enfermedades que derivan del uso del agua no potable, y cada año mueren dos millones de estas personas.

Aunque los países en “vías de desarrollo” cargan sobre sus espaldas la “casi totalidad de las enfermedades globales”, éstos inciden en el gasto sanitario mundial con una cifra “irrisoria”, alrededor de 11 por ciento, indicó el reporte.

Africa, por ejemplo, consume 2.0 por ciento de los fármacos registrados vendidos en el mundo, América Latina 7.0 por ciento y Asia 8.0 por ciento, excluyendo a Japón.

“El desinterés respecto a estas enfermedades se revela porque entre los más de mil 200 fármacos introducidos al mercado en los últimos 25 años, sólo 13 poseen una indicación específica relativa a las enfermedades tropicales”, estableció.

Añadió que “el desarrollo de nuevos fármacos se concentra en problemas sanitarios de países desarrollados y sólo 0.2 por ciento de las inversiones se ocupa en la pulmonía, tuberculosis y diarrea, que causan 18 por ciento de las muertes mundiales al año”.

De acuerdo al reporte vaticano, las casas farmacéuticas afirman que los elevados precios de las medicinas derivan de los altos costos de la investigación, que frecuentemente son sostenidos por financiaciones públicas.

Deploró que sus ganancias “son altísimas”, tanto que el sector crece alrededor de 18 por ciento cada 12 meses, pese a las ganancias las multinacionales no invierten en fármacos que podrían salvar a los países en vías de desarrollo.

A esto se suma una “terrible sombra”: la duda de experimentación de nuevos medicamentos con enfermos graves del tercer mundo, mismos que serán vendidos a precios exorbitantes en los mercados internacionales.

Como respuesta a estos problemas, así como los altos precios de los tratamientos para los enfermos de VIH/Sida o el envío de fármacos vencidos a zonas de catástrofe, el reporte citó palabras del Papa Benedicto XVI.

“Las estructuras farmacéuticas deben preocuparse por la solidaridad para permitir el acceso a cuidados y fármacos de primera necesidad para toda la población, y en todos los países, particularmente para las personas más pobres”, exigió.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login