Recuerdan a Rafael Solana en Tamaulipas por su ardua labor en teatro

México, 6 Sep (Notimex).- Diversas agrupaciones en Tamaulipas
realizaron una serie de actividades como parte del 27 Concurso
Estatal de Teatro “Maestro Rafael Solana”, a fin de homenajear la
memoria y obra de este artista mexicano, fallecido el 7 de septiembre
de 1992.

Organizado recientemente por el gobierno de la entidad, a través
del Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes, en este
acontecimiento participaron 38 agrupaciones, los cuales, en diversos
escenarios, desarrollaron talleres, mesas de trabajo y análisis, con
el fin de crear conciencia acerca de la responsabilidad que implica
el quehacer escénico.

Rafael Solana, poseedor de una vasta obra y labor en este
ámbito, fue un escritor polifacético que lo mismo cultivó poesía,
cuento, novela, ensayo y periodismo político.

Nacido el 7 de agosto de 1915 en Veracruz, a la postre
estudiaría en las facultades de Derecho, y Filosofía y Letras, en la
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Para 1938 fundó, al
lado de Efraín Huerta, Octavio Paz y Alberto Quintero, la revista
“Taller”.

También fue partícipe de los principales periódicos como “El
Universal”, “El hijo pródigo”, “Tierra nueva”, “Siempre”, “El día” y
“Excélsior”. Publicó más de 30 libros y dirigió un taller poético.

A decir de los estudiosos de su obra, sus cuentos y comedias
expresan su filosofía en forma inteligente y humorística, pues tuvo
la capacidad de descubrir su propia filosofía y expresarla al público
en cada obra.

Dentro de las múltiples facetas del escritor veracruzano, está
también la de cronista taurino, para la que utilizó el seudónimo de
“José Cándido”.

Entre sus libros figuran los poemarios “Ladera” (1934), “Los
sonetos” (1937), “Los espejos falsarios” (1944), y “Alas” (1958);
además de los libros de relatos “El envenenado” (1939), “La trompeta”
(1941) y “La música por dentro” (1943).

Entre sus 27 obras teatrales destacan “Debiera haber obispas”
(1954), “Vestida y alborotada” (1965), “Sólo quedaron las plumas”
(1961), “Pláticas de familia” (1988), “Pudo haber sucedido en Verona”
(1984), “Lázaro ha vuelto” (1955) y “A su imagen y semejanza” (1957).

Sigue
Recuerdan a Rafael. dos. (1957).

A Solana le fue concedido el doctorado Honoris Causa por la
Universidad de Yucatán. El día que lo recibió reveló que nunca, ni un
sólo día, había dejado de estudiar, leer y aprender algo nuevo.

También recibió los premios nacionales de Crónica en 1975,
Periodismo en 1981 y Letras, 1986; el Premio Nacional de Ciencias y
Artes y fue nombrado caballero de la Orden al Mérito de Francia.

Durante su trayectoria, Solana ejerció diversas funciones como:
secretario particular del destacado intelectual mexicano Jaime Torres
Bodet, cuando éste fue secretario de Educación Pública en el gobierno
del presidente Adolfo López Mateos (1958-1964).

También fue director de Relaciones Públicas del Comité
Organizador de los XIX Juegos Olímpicos, celebrados en este país, en
octubre de 1968.

Secretario general de la Federación de Autores Teatrales en
varios períodos, subgerente de Conacine y consejero para Asuntos
Teatrales del entonces Departamento del Distrito Federal.

Asimismo se desempeñó como director del teatro foráneo y de
publicidad del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), empresario
y director de teatro y televisión, y secretario del interior de la
Unión Nacional de Autores.

Además de secretario general de la Federación de Uniones
Teatrales, presidente de la Asociación de Críticos de Teatro de
México y presidente de la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y
Música. Murió el 7 de septiembre e 1992 en la Ciudad de México.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login